Un mundo de variedades de pan

Conoce los distintos tipos de este alimento

  • |  Campaña "Buenos días con pan" de Incerhpan

Si hay un producto que está presente en todos los hogares y que destaca por su variedad y versatilidad a la hora de acompañar a prácticamente cualquier plato, es el pan.

Como nos explican desde la campaña "Buenos días con pan" de la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (Incerhpan), el pan se define como "el producto resultante de la cocción de una masa obtenida por la mezcla de harina y agua, con o sin adición de sal, fermentada con la ayuda de levadura de panificación o masa madre".

En España existen más de 300 variedades de este alimento, adaptadas al gusto de cada consumidor y para disfrutar en los distintos momentos del día, del desayuno a la cena. "Si hacemos una simplificación, podemos crear dos categorías: pan común y panes especiales", apuntan desde la Interprofesional.

En el caso del pan común, su consumo es habitual en las 24 horas siguientes a su cocción y en su composición podrá incorporar salvado de cereales:

  • Barras: es el más conocido y popular en España. Elaborado con harina de trigo, es ideal para bocadillos. Podemos encontrarnos la barra común o pistola, la gallega o la de picos.

  • Baguettes: elaboradas con harina de trigo, su color es tostado, corteza crujiente y miga suave. Más largas y finas que el resto de panes. También ideal para bocadillos.
  • Candeales: es un pan tradicional elaborado con harina de trigo. De miga densa y prieta, poca hidratación y corteza dura, su superficie es lisa y de color dorado. Suele tener cortes superficiales y hay varios tipos: colón, castellana o rosca.
  • Chapatas: se trata de un pan rústico con sabor muy intenso. Su corteza es muy crujiente y es ideal para preparar bocadillos con diferentes rodajas de embutidos.
  • Hogaza: otro pan tradicional. Elaborado con harina, principalmente de trigo. De miga densa y prieta, poca hidratación y corteza dura, suele tener un color dorado y varios cortes. La podemos encontrar como gallega o payés.

  • Pan integral: es el elaborado con harinas integrales, es decir, que contienen el salvado y el germen del cereal. Posee alta cantidad de fibra. Se puede emplear para elaborar sándwiches, bocadillos y tostadas.
  • Pan con salvado: es un pan elaborado con harina blanca y una cantidad variable de salvado que se añade durante el amasado. Es un pan blanco con mayor aporte de fibra.
  • Pan de otros cereales: son aquellos elaborados con otras harinas distintas a la de trigo, como el pan de espelta o de centeno. Por ejemplo, la hogaza de centeno, cuya miga es más oscura que el clásico pan de trigo, por eso a veces se le llama también pan negro. El contenido de fibra dietética que posee le hace ideal como complemento nutritivo.

 

Respecto a los panes especiales, son aquellos que, debido a su composición o por su proceso de elaboración, se consideran distintos al pan común:


Picos y colines: palitos de pan de diferentes tamaños y formas de una consistencia dura, por su bajo contenido en agua. Se conserva en buen estado durante mucho tiempo y los hay de muchos tipos: regañás, biscotes, rosquillas, colines…