logo consumidora Martes 04 de Agosto del 2020 revistaalimentaria.es

La obesidad como factor de riesgo de COVID-19

Bscula
Bscula

Fuente: ConsumidoRA | 18/06/2020

Desde que la pandemia de COVID-19 golpeó la sociedad a nivel mundial, los investigadores se pusieron en marcha para analizar esta nueva enfermedad y desentrañar sus claves. Desde el principio se señaló que la edad y el sistema inmunológico son dos grandes factores de riesgo a la hora de contraer la enfermedad y de tener un peor pronóstico.

Aunque, como se ha aclarado en múltiples ocasiones, no hay alimentos ni complementos alimenticios que puedan prevenir el contagio por el coronavirus, sí es cierto que seguir una dieta equilibrada y saludable nos ayuda a mantener en buen estado nuestro sistema inmune.

Como recogíamos en este artículo, estas son algunas de las principales vitaminas que afectan al sistema inmunológico. Asimismo, como explica Niklas Gustafson, Experto en Nutrición y CEO de la empresa Natural Athlete, otros nutrientes implicados son el hierro, presente en el hígado, carnes, pescados,  huevos e hígado, y el zinc y el selenio, presentes en casi todos los grupos de alimentos. "Nuestra dieta debe incluir todas las vitaminas y nutrientes mencionados", recuerda Gustafson.

Por otra parte, el experto señala que existe un aspecto aún más importante relacionado nuestra alimentación que debemos tener muy en cuenta: el sobrepeso y la obesidad.

Y es que el Ministerio de Sanidad, en una publicación de Eva Fernández Bretón, médica residente de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario La Paz de Madrid, en la Revista Española de Salud Pública, explica que la obesidad puede jugar un rol importante en la infección por COVID-19, por analogía con otras enfermedades respiratorias, y recoge datos de diferentes países que así lo demuestran. Entre ellos, el análisis de 112 pacientes en Wuhan, un estudio desarrollado por la Universidad de Nueva York con más de 3.600 pacientes menores de 60 años, y un análisis de 124 pacientes ingresados en la UCI en Francia, en el que se determinó que la obesidad es un factor de riesgo independientemente de la edad, la diabetes y la hipertensión.

Tal y como apunta Eva Fernández, aunque "en los primeros estudios que evaluaban factores de riesgo para enfermedad grave y/o fallecimiento por COVID-19, no se consideraba el posible papel de la obesidad. En este momento, se considera que es uno de los factores que pueden influir en las diferencias de mortalidad observadas en China".


Prevenir la obesidad es clave

Teniendo esto en cuenta, Niklas Gustafson hace hincapié en la necesidad de seguir una dieta que no se exceda de las calorías que necesitamos ya que, según recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad “suele ser el resultado de un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas”. Es importante recordar que, desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo.

En este sentido, el responsable de Natural Athlete aboga por "volver a lo más básico, eliminar el consumo de alimentos ultraprocesados y de azúcar, optar por un bajo consumo de hidratos de carbono y elegir grasas procedentes de alimentos naturales, que nos aportan energía saludable. Estos son los cuatro pilares fundamentales de nuestra propuesta nutricional".

Recordamos estos consejos de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) para mantener una dieta saludable en estos momentos.

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

 

Apúntate y recibe los sábados en tu correo una selección de las mejores noticias

Puedes seguirnos