Las variedades del vino de Jerez: el vino que se adapta a tu personalidad

La diversidad es una de las principales características de los Vinos de Jerez, únicos en el mundo y avalados con el sello europeo de calidad D.O.P. No solo existe un Vino de Jerez, sino que son diez sus variedades: secos, con cuerpo y personalidad, dulces, salinos y ligeros… Una amplia y heterogénea gama que permite que exista un tipo de vino para cada tipo de persona.

Como señala Pepe Ferrer, Embajador Gastronómico del Consejo Regulador de Vinos y Vinagre de Jerez: “En sus variedades se encuentran representados todos los matices que un vino puede tener: desde los vinos más secos del mundo, como la Manzanilla y el Fino, hasta los más dulces, como el Pedro Ximénez. Entre unos y otros hay todo un abanico de opciones. Por eso, esta Navidad invitamos a que cada persona descubra la variedad más acorde a su personalidad”.

Un tipo de Vino de Jerez para cada tipo de persona

  • La Manzanilla es la variedad perfecta, si eres una persona alegre y divertida: un vino seco, fresco y con elegantes toques salinos.
  • El Fino es el vino blanco ideal para los más extrovertidos. Seco y expresivo, intensifica los sabores de cada plato que acompaña.
  • El Amontillado es la variedad que mejor encaja con personas perfeccionistas. Su aroma, intenso y elegante, sorprende y enamora.
  • Oloroso: evocador, de gran complejidad aromática, apuesta por esta variedad si eres de carácter tranquilo y contemplativo.
  • El Palo Cortado es, sin duda, el vino para los románticos y soñadores. Está pensado para degustar lentamente y deleitarse con todos sus matices.
  • El Cream es tu vino, si eres sensible y cariñoso: con un dulzor equilibrado, goloso, para disfrutarlo en cualquier momento.
  • Una buena opción es el Pedro Ximénez, para personas detallistas,  por su sabor dulce y aterciopelado, con infinidad de matices que lo hace inconfundible.

 

Vinos para maridar hasta los postres