logo consumidora Jueves 03 de Diciembre del 2020 revistaalimentaria.es

Cuatro bulos sobre el huevo que todava quizs creas

Huevo
Huevo

Fuente: Revista Alimentaria | 21/05/2020

El huevo es un alimento consumido por toda la sociedad, son muchos sus beneficios y propiedades. Sin embargo, estos beneficios pueden verse empañados por una gran cantidad de bulos que circulan sobre él. Desde el Instituto de Estudios del Huevo, nos desmienten estos bulos. Para ello hemos contado con su Directora, María del Mar Fernández Poza.

El huevo aumenta el colesterol

 Afortunadamente ya se ha desterrado el mito de que el huevo era malo para el colesterol o el riesgo cardiovascular, y las recomendaciones más actuales de los nutricionistas y médicos contemplan al huevo como un alimento que se puede consumir a diario sin problemas, salvo que uno sea alérgico al huevo, o su médico le restrinja el consumo por alguna patología concreta. A través de este enlace puedes ver qué cantidad de huevo puedes consumir de forma diaria.

 

Los huevos de gallinas libres son mejores que los de criadas en jaula

Ahora el mito más extendido es el de que los huevos de las gallinas sueltas (camperas o ecológicas) son los mejores porque las gallinas son más “felices”. No tiene base científica, y lo cierto es que las gallinas no son más o menos “felices”: un ave bien alimentada, sana y que está en una granja bien manejada está perfectamente, sea en el sistema de producción que sea. Y un productor poco profesional o que tiene una granja mal mantenida, sea del sistema que sea, no conseguirá que las gallinas estén en buenas condiciones. Es cierto que tendemos a humanizar a los animales, y pensamos que “si fuéramos gallinas” querríamos estar sueltas en el campo. Pero nos olvidamos de que en la naturaleza las gallinas son presas fáciles de predadores, y hay enfermedades y situaciones que les estresan y por lo tanto, no por estar sueltas hay un mayor grado de bienestar. 

 

Las gallinas ecológicas se alimentan solo de lo que hay en la tierra

Otro mito muy extendido es que las gallinas ecológicas y camperas solo comen lo que encuentran en el campo y “no comen pienso”. No es cierto. Todas las gallinas comerciales se alimentan con pienso (una mezcla de cereales, vitaminas y minerales) que cubre sus necesidades en cada momento. Y que son de producción ecológica en el caso de las gallinas ecológicas. Lo que las gallinas picotean en el campo (piedras, hierba, insectos…) es una mínima parte de su dieta, como si fueran “golosinas”. Los nutrientes necesarios están en el pienso.

 

Los huevos ecológicos son más sanos

Es también una idea generalizada que los huevos de producción ecológica son más sanos porque “no se les da medicamentos o aditivos químicos” a las aves. Debemos pensar que los medicamentos son caros y solo se usan cuando es necesario porque las aves tienen un problema que requiere de tratamiento. En todos los casos, solo se venden los huevos que no tienen residuos de medicamentos. Por eso normalmente cada medicamento tiene establecido un “período de retirada”, que indica el tiempo en que no pueden venderse los huevos consumo humano. Y se respeta y controla rigurosamente que sea así y los huevos que llegan al mercado sean seguros.

                                                                                         

Las sucesivas crisis alimentarias han hecho al consumidor muy exigente, y eso se ha traducido en una legislación estricta que se cumple en toda la UE y que tiene como principal objetivo la seguridad alimentaria, el bienestar animal y la sostenibilidad. Es algo que tenemos que destacar cada día, porque hay muchos bulos y desinformación sobre la producción de alimentos que no se corresponden con la realidad de la producción de alimentos en España y en la Unión Europea, un modelo que es referencia en todo el mundo.       

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

 

Apúntate y recibe los sábados en tu correo una selección de las mejores noticias


 

Puedes seguirnos