Cuatro pasos para combatir la astenia primaveral

Una alimentación rica en vitaminas y minerales es clave

La astenia es un trastorno temporal que afecta a 4 de cada 10 personas, según una encuesta de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA). En la mayoría de casos, acaba desapareciendo con el paso de los días, pero también podemos ayudar a paliar sus síntomas siguiendo una dieta rica en vitaminas y minerales, con alimentos de la máxima calidad nutricional. La compañía dedicada a la producción y distribución de productos biológicos Biocop propone un plan para ayudar a combatir la astenia primaveral con 4 sencillos pasos.
 

1.    Una dieta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes

La astenia se debe, en buena parte, a un déficit de micronutrientes, por lo que es importante seguir una dieta con la máxima calidad nutricional. Eso incluye una alimentación rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, que podemos encontrar principalmente en frutas y verduras. Los expertos recomiendan introducir alimentos frescos, locales, de temporada y de origen biológico, ya que de esta manera se conservan mejor sus nutrientes. Por otro lado, también es clave el consumo de legumbres, cereales integrales, semillas y chocolate negro, por su alto contenido en magnesio. Se trata de un mineral muy presente en estos alimentos que ayuda a combatir la fatiga, uno de los principales síntomas de la astenia. 
 
Un aporte de energía extra, con tentempiés como el plátano o los frutos secos, también puede funcionar como reconstituyente. Las almendras enteras crudas de la marca Biocop, por ejemplo, mantienen su piel marrón, ya que es donde están presentes los antioxidantes.

2.    No olvidar hidratarse 

Beber agua es la mejor manera de hidratar al cuerpo, pero no la única. El consumo de infusiones o caldos, así como de zumos o bebidas vegetales, controlando la ingesta de azúcares libres, también tienen un efecto positivo en nuestra salud. Los zumos Vitamont, que distribuye Biocop, se preparan a base de frutas de cultivo biológico, sin azúcares añadidos y sin filtrar, para mantener al máximo su aporte vitamínico.

También hay que tener en cuenta el agua presente en frutas y verduras, que contribuyen a mantener la hidratación. El caldo de verduras tradicional de Biocop está listo para consumir y se obtiene después de hervir hortalizas de temporada recién recolectadas durante más de 3 horas. Al no filtrarlo, se maximiza la concentración de los nutrientes, en beneficio para la salud.
 
Igual ocurre con las cremas de verduras, que además de ofrecer un gran aporte nutricional, también nos ayudan a mantener la hidratación. La crema de zanahoria y calabaza de Priméal, distribuida por Biocop, es una excelente opción, ya que además son hortalizas ricas en betacarotenos, principal fuente de vitamina A y un gran antioxidante que ayuda a estimular la inmune de nuestro cuerpo.