Descubre por qué es bueno que los niños lleven bocata para el recreo

  • |  ConsumidoRA
  • |  01-10-2020

La vuelta al cole se ha convertido este año en un reto para padres e hijos. La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha colocado a la salud, ahora más que nunca, en el centro de las prioridades de todas las familias. Por ello, un buen desayuno y un completo almuerzo son básicos para que los niños y niñas logren la energía suficiente para afrontar la jornada escolar con garantías.

Desde la campaña ‘¡Buenos días con Pan!’, impulsada por la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (INCERHPAN) para poner en valor los beneficios nutricionales del consumo del pan de Europa, recuerdan que el pan es uno de los alimentos clave de la Dieta Mediterránea, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las más saludables del Mundo. Los cereales aportan una serie de nutrientes importantes para el organismo. En concreto, el pan es fuente de energía en forma de hidratos de carbono complejos, necesarios para equilibrar la dieta en los escolares españoles.

“El pan es un alimento valioso dentro de una alimentación equilibrada”, asegura la doctora Beatriz Navia Lombán, profesora del Departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), quien añade: “Para mantener la salud, el crecimiento y un nivel adecuado de actividad física, el organismo necesita recibir una cierta cantidad de energía. Esta energía se obtiene de los alimentos, y en concreto de los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas contenidos en ellos”.

Según la ‘Encuesta Nacional de Consumo de Alimentos en Población Infantil y Adolescentes (ENALIA) 2012- 2014’ publicada en 2017 por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), un 30% de los niños de entre 9 y 13 años y más de un 40% de entre 4 y 8 años contaban con insuficientes aportes energéticos por parte de los hidratos de carbono.

“El pan constituye un alimento importante desde el punto de vista nutricional. El componente principal del pan son los hidratos de carbono (alrededor de 50 gramos por 100 gramos), mayoritariamente complejos (almidón)”, señala la doctora Navia Lombán, quien cree que “los bocadillos de media mañana pueden ayudar a cubrir la mayor necesidad de ingesta de hidratos de carbono”.