Politica de cookies. Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | M醩 informaci髇
 

El verano es un reto para mantener la dieta saludable de los ni駉s

Fuente: CODiNuCoVa | 21/08/2018


Las vacaciones escolares implican cambios en la rutina diaria de los niños: disponen de más tiempo libre y más flexibilidad para hacer planes con los amigos, disfrutar de la playa u organizar una excursión por la montaña. Estos cambios alteran su dieta y pueden acarrear consecuencias perjudiciales para la salud y el rendimiento físico de los más jóvenes. En este contexto, el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) ha lanzado una serie de recomendaciones básicas para mantener una alimentación equilibrada en los niños y evitar los malos hábitos que se instauran durante la temporada estival.

Cómo mantener una alimentación saludable

A pesar de estas tendencias, desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana creen que el verano puede ser un buen momento para introducir o recuperar hábitos alimenticios más saludables si se sigue una premisa básica: la implicación de los padres. “No hay que olvidar que la mejor forma de enseñar a los niños es dando ejemplo y aquello que consumamos los adultos será, con mucha probabilidad, lo que ellos quieran comer”, ha asegurado Rocío Planells, miembro del CODiNuCoVa.

Para orientar a la familia y revertir los excesos de los niños en verano, los dietistas-nutricionistas han apuntado una serie de sencillas pautas que ayudan a introducir la fruta y la verdura en las comidas diarias, a hidratarse correctamente y organizar las comidas para preparar una dieta equilibrada y completa nutricionalmente involucrando a los niños en la elaboración de los platos.

Desayuno y merienda, dos aliados

En verano, sin horarios fijos, se dispone de más tiempo por la mañana y se puede aprovechar para realizar un desayuno saludable con los niños. Es una buena idea enseñarles a preparar tostadas algo más elaboradas, con tomate, queso fresco o aguacate, e ir introduciendo piezas de fruta de temporada, que se puede colocar en el centro de la mesa para que la prueben y desechen otras opciones como galletas u otro tipo de bollería.

La fruta debe estar presente todo el día. Por el cambio de horarios, las cenas son más tarde de lo habitual con lo que los niños se acostumbran a merendar y este es otro buen momento para introducir fruta fresca y refrescante combinada, en alguna ocasión, con frutos secos o incluso helados caseros. Las frutas de esta temporada suelen ser muy coloridas y, si se trocean de alguna forma especial, pueden resultar llamativas para los niños.

Hidratarse adecuadamente

Es crucial la hidratación en una época de tanto calor y en la que la mayor parte de actividades se realizan al aire libre. Durante esta temporada, se suele recurrir a zumos envasados u otras bebidas refrescantes con alto contenido en azúcar. Desde el CODiNuCoVa, se recomienda beber agua durante todo el día, hacer uso de cantimploras o botella reutilizables si se viaja y, si se le quiere dar algo de sabor, añadir unas gotitas de limón. También es una buena opción hacer refrescos saludables con fruta de temporada como sandía, melón o melocotón.

La organización, clave para evitar los ultraprocesados

Para conseguir una correcta alimentación, las comidas deben estar pensadas de antemano. Así se deja menos espacio a la improvisación y a los alimentos de consumo rápido, como los ultraprocesados, y se puede idear una dieta equilibrada y completa nutricionalmente. Lo más aconsejable es priorizar platos que incluyan verduras y hortalizas, alimentos proteicos y ricos en hidratos de carbono como los cereales, las legumbres o los tubérculos, teniendo siempre presente la estructura de plato saludable que nos propone el plato de Harvard. Por ejemplo, una ensalada a base de pasta, patata o arroz que incluya vegetales y otros componentes proteicos y que se puede transportar en un tupper y una neverita fácilmente.

Las lentejas estofadas no son lo más apetecible en esta época, pero hay otras opciones para incorporar las legumbres en la alimentación como, por ejemplo, se puede enseñar a los niños a preparar hummus u otros patés con legumbres. Las cremas frescas y coloridas, con picas o pan tostado para que resulten más apetecibles, ayudan a introducir las verduras, así como las verduras rellenas, combinadas con cuscús o  pescado.

La involucración de los niños en las comidas

Por último, es muy recomendable animar a los niños a participar en la preparación de la comida desde el principio: hacer la compra con ellos y darles la oportunidad de seleccionar los alimentos para los platos, además de enseñarles a cocinar ahora que disponen de más tiempo libre. Esto incrementará su motivación para comer todo tipo de alimentos.

Twitter: @RevistaAlimenta

Facebook: Revista Alimentaria

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo:

http://www.revistaalimentaria.es/suscripciones.php

 
Video
PDF
 
Publicidad

 

ULTIMOS VIDEOS >

 
 
 
 

Revista Técnica, Nº 1 en España desde 1964

Medio de comunicación especializado en la industria alimentaria,controlado por OJD, ofreciendo lo mas avanzado sobre tecnología, investigación, innovación, seguridad alimentaria, calidad, distribución y servicios aplicados a toda la industria.

revista alimentaria de noticias

Revista noticias de alimentacion

Méndez Álvaro, 8
 Planta 1º-B
 28045 - Madrid
Tel: +34 91 446 96 59
informacion@revistaalimentaria.es
Revista Alimentaria 2019. Todos los derechos reservados ©. Política de privacidad | Terminos y condiciones