Politica de cookies. Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más información
 

La citricultura espa駉la podr韆 desaparecer en 15 a駉s

La desaparici髇 de la citricultura espa駉la supondr韆 eliminar 200.000 empleos directos
La desaparici髇 de la citricultura espa駉la supondr韆 eliminar 200.000 empleos directos

Fuente: Comit de Gesti髇 de C韙ricos (CGC) | 18/03/2019


El Citrus greening o Huanglongbing (HLB) es la principal amenaza de la citricultura pero el Mediterráneo es la única gran área productiva que, de momento, no se ha visto afec­tada por la irrup­ción de esta bacteria. La situación dio un vuelco en 2014, cuando se confirmó la pre­sen­cia en Ga­­­­­­­li­cia, no de la en­fermedad pero sí de uno de los dos vectores que se sabe que es capaz de trans­mitirla, la Trio­­­­za ery­­tre­a­e. En 2015, las autoridades lusas descubrieron otro foco de este insecto cerca de Opor­to.

Hoy, 4 años después, este psílido procedente de África ha recorrido la prác­ti­ca to­­­­ta­li­dad del li­to­ral at­­­lán­tico entre La Coruña y la zona de Lisboa, situándose a 190 km de las pri­meras plan­­­­taciones es­­pa­ño­las de cítricos (las de Huelva) y a sólo 170 km de la prin­cipal provincia pro­duc­to­ra de agrios de Por­tu­gal, el Algarve.

Conscientes de la gravedad de la situación, el Co­mi­té de Gestión de Cí­tricos (CGC), la aso­cia­ción nacional que aglutina a los exportadores privados de cítricos, ha es­­t­i­ma­do el impacto eco­­nómico de­­rivado de la posible entrada de este pató­ge­no en la citricultura es­pa­ñola. Sus conclusiones, da­da la ine­xis­­tencia de cura y la experiencia contrastada en Florida (EEUU) –cuya evo­lu­ción se ha extrapolado- son ca­si apocalípticas: en 7,5 años desde su posible en­trada, la producción de na­ran­jas, man­da­­rinas y limones quedaría reducida a la mitad (de 7 millones de toneladas (Tm), a 3,6).

A los 15 años la ci­tri­­cultura pasaría a ser un cultivo residual.

El estudio reconoce que existen elementos, a favor y en contra, de extrapolar el ritmo de expansión del caso floridano a España. El distinto clima, los vientos hu­­ra­canados que favorecen el desplazamiento del in­secto vector a grandes distancias, el propio hecho de que el psílido presente en Florida (Diaphorina citri) sea distinto al lo­ca­­lizado en la península (Trioza erytreae) y que éste último sea portador de una forma de HLB –la africana- me­­nos agresiva que la asiática presente en América, harían pensar en un desarrollo más lento en nuestro país.

Por el contrario, el estudio destaca cómo el mi­ni­fun­dismo de muchas explotaciones –es­­­pe­­cialmente las valencianas y no tanto las andaluzas- la proximidad entre plantaciones, el progresivo aban­dono de cam­­­­­­pos que no se vigilan ni cuidan y la falta de inversión en I+D contra esta enfermedad actuarían como fac­tores de­cisivos para acelerar su expansión.

Con todo, el impacto sobre una citricultura como la es­pañola volcada en la comercialización en fresco se daría al po­co de comenzar a expandirse la bacteria porque los frutos pro­­­cedentes de árboles infectados –y a través del vector, la bacteria se propaga con ra­pidez- no pueden co­­­mercializarse debido al gran incremento de la acidez y a su sabor amargo. Mucho antes de morir los ár­bo­les, la fruta no tendría posible salida.

Necesidad de mayores medidas preventivas de los organismos públicos

Ante la gravedad de la amenaza, el CGC –como el conjunto del sector- ha venido insistiendo al Go­bier­­­no español y a las autoridades comu­nitarias en la necesidad de que se intensifiquen las medidas de con­trol so­­­bre las importaciones de otras plantas de zonas afectadas susceptibles de portar el vector y extenderlo en zo­nas pro­ductivas. Mucho más importante que éso sería extremar las precauciones en los pues­tos de inspección fronteriza, en puertos y aeropuertos, para evitar la entrada ilegal de yemas (para injertar) o plan­tas que pudieran estar contaminadas por la bacteria.

Según el estudio, la práctica desaparición de la citricultura española supondría: Eliminar 200.000 empleos directos (57.000 en manipulado, confección, envasado y comercialización y otros 143.000 en recolección), Desaparecerían otros 79.000 empleos ligados a la propia producción, pérdidas y desempleo en actividades relacionadas (envases, plaguicidas, fertilizantes,...), gran impacto ecológico por el abandono y degradación de 300.000 hectáreas de superficie hoy claves para la absorción de otros tantos cientos de miles de toneladas de CO2 y grandes pérdidas sobre todo en transporte.

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

Legislación: Código de colores para el material de reprodución de cítricos

Luís Planas invita al sector citrícola a trabajar por su presente y futuro

 

Twitter: @RevistaAlimenta

Facebook: Revista Alimentaria

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo:

http://www.revistaalimentaria.es/suscripciones.php

 

 
 
Publicidad

 

ULTIMOS VIDEOS >

 
 
 
 

Revista Técnica, Nº 1 en España desde 1964

Medio de comunicación especializado en la industria alimentaria,controlado por OJD, ofreciendo lo mas avanzado sobre tecnología, investigación, innovación, seguridad alimentaria, calidad, distribución y servicios aplicados a toda la industria.

revista alimentaria de noticias

Revista noticias de alimentacion

Méndez Álvaro, 8
 Planta 1º-B
 28045 - Madrid
Tel: +34 91 446 96 59
informacion@revistaalimentaria.es
Revista Alimentaria 2019. Todos los derechos reservados ©. Política de privacidad | Terminos y condiciones