array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" }

Por qué incluir champiñones y setas en tus menús navideños

El champiñón es un superalimento: reduce colesterol, mejora la diabetes, retrasa el envejecimiento y previene el cáncer

  • |  Sociedad Cooperativa Champinter
  • |  29-12-2022

En estas fechas navideñas, desde la Sociedad Cooperativa Champinter animan a consumir en estas celebraciones productos como champiñón, setas, portobellos o shiitake, muy sabrosos, nutritivos, sanos, versátiles en la cocina y con un precio “para todos los bolsillos”, sin las subidas propias de estos días.

 

Champiñón

En el caso del champiñón, se trata de un alimento anticancerígeno, gracias a dos principios activos fundamentales: el selenio y un inhibidor de la aromatasa. Así que consumido regularmente resulta delicioso y fantástico para la salud.

Además, tienen el quinto sabor, pues a los ya conocidos sabores dulce, salado, amargo y ácido se añade el ‘Umami’, que significa sabroso en japonés y está presente en alimentos ricos en ribonucleótidos y glutamatos.

Este sabor no es nada fácil de apreciar, incluso se dice que no es sabroso, sino que realza el sabor agradable de muchos alimentos, dejando ese regusto en boca que produce una sensación de placer.

Se pueden preparar a la plancha, a la brasa, en escabeche, como guarnición, en ensaladas, en cremas, con pasta o arroz, como relleno de wraps, fajitas… siendo muy apropiados para ser protagonistas de numerosos platos navideños.

En definitiva, es un superalimento que reduce el colesterol, mejora la diabetes, retrasa el envejecimiento y previene el cáncer.

 

 

Shiitake

Otro producto idóneo para estas fechas es el shiitake, uno de los alimentos orientales más presentes en la gastronomía.

En Japón y China desde hace más de 2.000 años se les tiene auténtica devoción y nunca falta en su dieta por la cantidad de nutrientes que aporta, además de por su intenso sabor y ese aroma ahumado tan característico. La seta shiitake recibe su nombre de la unión de dos palabras, “Shii” (variedad de roble japonés donde crecen) y “Take” que significa hongo.

Además, destaca por su alto contenido en proteínas. De hecho, este hongo es muy utilizado en la cocina vegana y vegetariana como sustituto de la carne y el pescado.

Un aspecto interesante es que el shiitake cambia radicalmente al cocinarlo. Si se consume fresco se aprecian notas a tierra, caramelo, nuez moscada y toques ácidos. En cambio, al cocinarlo, todos estos matices se suavizan, convirtiendo este hongo en un producto fino y delicado que puede ser consumido al vapor, salteado, frito o guisado y estofado.