Jackfruit: cómo cocinar la fruta proteica que conquista el mundo healthy

De moda por su sabor a carne, cuenta con unos valores nutricionales que no dejan de sorprender

  • |  Sara Cowley
  • |  12-04-2021

Dentro del mundo vegano, el jackfruit no sorprende a los más experimentados. Y es que se trata de una fruta con un perfil nutricional muy destacable. Para quienes no lo conozcan, podrán descubrirlo a través de este artículo en colaboración con el grupo de restaurantes Flax and Kale que nos cuentan cómo lo incorporan en sus platos, su valor nutricional y su origen.

 

Jackfruit: Qué es

El jackfruit es una fruta originaria del sur de Asia, especialmente en regiones como la India o Indonesia, aunque actualmente también se está plantando en climas tropicales como África y Sudamérica. Conocida por ser la fruta más grande del mundo (hasta 50 kg, con un diámetro de unos 25 cm y 1 metro de longitud) y el nuevo gran sustituto de la carne en platos vegetarianos.

Se conoce a esta fruta por diferentes nombres: saca, jaca, panapén o jackfruit, y tanto su versión más verde como la más madura ofrecen multitud de oportunidades en la cocina.

A nivel nutricional, ¿qué propiedades tiene?

Nos encontramos ante una fruta muy interesante a niveles nutricionales gracias a sus propiedades: tiene un alto nivel de proteína y muchas vitaminas: A, C, D y una gran aportación de todos los tipos de vitamina B.

Destaca su contenido en vitamina C y provitamina A (betacaroteno). Además, es una fruta concentrada en fitoesteroles, polifenoles y gran variedad de compuestos bioactivos que le confieren propiedades antioxidantes. También es una buena fuente de fibra y minerales como el magnesio, potasio, cobre y manganeso.

“Pero lo que hace que el jackfruit sea una fruta única es su contenido en proteínas. Proporciona más de 1,7 gramos de proteína por 100 gramos, en comparación con los 0,2-0,8 gramos en otros tipos de frutas similares, como las manzanas y los mangos”, declara la nutricionista del Grupo Teresa Carles Healthy Foods, Mireia Cervera.

 

Jackfruit como sustitutivo de carne

A la hora de consumir este alimento hay que tener claro qué buscamos, si una fruta tropical o un sustituto a la carne que aporte proteínas a nuestro plato.

El jackfruit maduro es una fruta tropical con un sabor muy característico, es comúnmente llamada “la fruta de los 7 sabores” gracias a su mezcla de sabores entre mango, piña, plátano… y es ideal para hacer postres o batidos.

Sin embargo, si queremos introducir el jackfruit en nuestra cocina es fundamental conseguirlo verde.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Flax & Kale (@flaxandkale)

Es una fruta con un sabor muy neutro, así que lo más interesante es su textura. Absorbe muy bien todas las salsas y complementos y su textura recuerda a carne deshilachada, convirtiéndose en un producto perfecto a la hora de hacer guisos, tacos al pastor, para rellenar baos… También es muy interesante combinarla con cereales, y es un buen acompañamiento para complementar un plato de arroz o quinoa; por ejemplo, en la India se utiliza mucho en los curris.

Para Teresa Carles es fundamental aprovechar la textura del jackfruit y jugar con las salsas y especias de la cocina tradicional: es la clave para conseguir que triunfe el plato.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Flax & Kale (@flaxandkale)

 

Los dos platos con jackfruit más famosos de los restaurantes del grupo son:

Jackfruit Tacos al Pastor:

Tacos de maíz (3uds.) + jackfruit al pastor + guacamole + pico de gallo + piña asada + salsa sour vegana con chipotle + cilantro.

Estos tacos veganos son uno de los platos favoritos de los clientes porque mantienen el sabor y la textura de la receta tradicional. Gracias a la textura del jackfruit y las salsas se ha conseguido recrear el pulled-pork sin necesidad de carne animal y disfrutando de la proteína y vitaminas de esta fruta única.

My vegan Japanese girlfriend bowl:

Arroz negro + quinoa + ‘bbq pulled-pork’ jackfruit + huevos revueltos plant-based + salsa yakiniku + cilantro.

De nuevo, el jackfruit, que consigue la textura y sabor del cerdo, se camufla en este plato vegano de fusión asiática. Es una receta completa con una explosión de sabor que siempre encandila a los comensales de Flax & Kale.

 

 



Puedes seguirnos