Descubre la riqueza de los embutidos tradicionales de toda España

Recorremos los rincones de nuestra geografía para conocer sus productos más representativos y los más peculiares

  • |  Open Comunicación
  • |  18-05-2021

Chosco, secallona, chiquillo, androlla, farinato, borono, botillo, sabadeño, perro de Requena... Son nombres que, probablemente, pocas veces (o ninguna) has escuchado... y menos aún probado. Y, sin embargo, son deliciosos embutidos, la mayoría de cerdo, que se unen a los más habituales chorizo, salchichón y lomo y que se distribuyen por toda la geografía española.

Desde Open Comunicación han realizado una estupenda recopilación de los principales embutidos de cada región de España, tanto los más famosos, como aquellos que solo conocen unos pocos, en muchos casos porque se elaboran solamente en alguna Comunidad o región. También indican dónde poder adquirirlos online y disfrutarlos en casa, porque la mayoría se envían a domicilio.

¡Comenzamos nuestra ruta para conocer nuestros embutidos más conocidos y también aquellos "para los más entendidos"!


Galicia, del lacón a la androlla. Aunque al pensar en Galicia surgen los nombres de sus muchos tipos de marisco, también tienen sus buenas carnes, y no solo la ternera que pasta en sus verdes prados, también algunos productos del cerdo, como el conocido lacón obtenido de los brazuelos o extremidades delanteras del cerdo, tras un proceso de elaboración que comprende las fases de salado, lavado, asentamiento y curado similar al del jamón. Mucho menos conocido es la androlla, popular sobre todo en Lugo y Orense (también en El Bierzo, en León). Está hecho de costilla casi en su totalidad, adobada con ajo y pimentón dulce y picante. La carne se mete en una tripa de intestino grueso y se somete a un proceso de ahumado que le da su sabor característico. Se suele comer cocida y acompañada de cachelos, berzas o grelos. En Casa Castelao elaboran un buen lacón artesanalmente y en su punto de sal. Una casa que también nos gusta mucho por su filosofía respetuosa es Mundos Nuevos. La androlla puede comprarse, por ejemplo en Elote.


Asturias, compango para la fabada y el raro chosco. A pesar de su húmedo ambiente, Asturias también es un buen lugar para los embutidos, aunque siempre semicurados y para un consumo mayoritariamente local. Lo más conocido es el compango, que incluye todos los embutidos utilizados para preparar la fabada asturiana, pero el más singular es el chosco de Tineo (en la foto) con pedazos de cabecero de lomo y lengua de cerdo adobados con ajo y pimentón y embutidos en un intestino grueso. Son variantes el botillo leonés y la moscancia (morcilla con sebo de vacuno). A destacar también el sabadiego de Noreña, uno de los embutidos más desconocidos de Asturias que está entre la morcilla y el chorizo. Su recuperación, cuando estaba a punto de caer en el olvido, se la debemos a la cárnica El Hórreo. Otras dos casas de confianza de Asturias, y además de calidad, son embutidos El Remediu y Embutidos la Naveda. El chosco y todas las especialidades asturianas se pueden adquirir en Productos de Asturias.