Del cerdo todo se aprovecha: descubre todas las partes del ibérico

Comer jamón y ser "fit" y no "fat" es posible

  • |  Navarretinto
  • |  03-06-2021

El jamón es uno de los alimentos más representativos de la cocina española, ¿y a quién no le gusta? Ya sea con pan, con queso o solo, todos tenemos claro que es un manjar y que nos encanta. Pero, ¿te sabes las partes del cerdo ibérico? Nosotros te las contamos, de la mano de Navarretinto, referente en el mundo del jamón de Bellota 100% Ibérico.

No obstante, en primer lugar queremos recordarte algunas de las cualidades beneficiosas para nuestra salud de los productos ibéricos. Y es que la carne de cerdo ibérico es cardiosaludable, contiene hierro, proteínas... e incluso nos ayuda a cuidar nuestra estética.

 

Cardiosaludable

Contiene un bajo nivel en ácidos grasos saturados y elevado colesterol "bueno", que es el más adecuado para evitar las enfermedades cardiovasculares.

 

Contenido en hierro

El hierro se encuentra destacadamente en la carne y en los derivados del cerdo ibérico. El color rojo del jamón nos revela un alto contenido en productos hemínicos y, por ello, fácilmente asimilables. Unos 45-50 g. nos proporcionan más del 30% de los 50 g. de proteínas de alta calidad diarias y de los 10 mg de hierro que necesitamos incorporar a la dieta. Los niveles de hierro en los jamones ibéricos se duplican frente a los no ibéricos.

 

Proteínas

Los productos curados del cerdo ibérico confirman un alto valor protéico y aminoacídico. Además carece de hidratos de carbono por lo que tiene un aporte energético mucho más bajo que el de muchos alimentos donde la grasa se encuentra "oculta" como el queso de oveja y de cabra, el pan, las patatas fritas, etc.

 

Estética

La creciente moda de querer ser "fit" y no "fat" hace que en los últimos años se busque reducir la ingesta de alimentos de alta calidad energética y promover el consumo de alimentos que tengan la capacidad de inhibir el apetito. Se ha demostrado, según informan desde Navarretinto, que unas lonchas de productos curados tomados al inicio de una comida puede hacer que se reduzca la ingestión de otros más energéticos durante la misma. Durante el desayuno o la merienda, por ejemplo, hace que se mantengan unos niveles constantes de azúcares en sangre, además de evitar la necesidad de "picar".

 

Y ahora, volvamos la pregunta lanzada al inicio: ¿te sabes las partes del cerdo ibérico? Aquí te las contamos:

Jamones Ibéricos

Es la parte del cerdo más conocida y la más apreciada. Tienen bastante carne y una variedad de sabores y matices en función de la calidad de la raza de la que proviene el jamón. Jamón ibérico, jamón de jabugo, jamón de cebo, de recebo..

 

Paletas Ibéricas

Son las dos patas delanteras del cerdo. Son similares a los jamones, pero con menos carne y menor tiempo de curado que el de los jamones, siendo el mismo de unos dos años o 18 meses aproximadamente.

 

Lomo Ibérico

Se trata de la espalda del cerdo. Esta carne puede consumirse fresca y también para hacer un embutido, la conocida caña de lomo.