array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" }

8 consejos para maridar y disfrutar de un buen vermut

El restaurante del Hotel Blaumar recomienda una guía práctica para degustar en su máxima esencia de un buen vermut

  • |  Grupo Blaumar
  • |  06-05-2022

Parece tener hasta nombre propio. Tanto es así, que cuando llega la hora del aperitivo muchos recurren a 'la hora del vermut'. Son diversas las mezclas, formas de producción, preparaciones y presentaciones de esta bebida aún de moda, y el Arena Tapas Restaurant (Grupo Blaumar), punto de referencia culinario de Salou especializado en tapas y raciones, recomienda una guía práctica para maridar y disfrutar al máximo de un buen vermut.

 

Saber cómo tomar vermut es casi un arte que lleva su tiempo aprender. Aquí, algunos de los consejos más significativos:

 

1. Saber que hay cuatro tipos: el vermut blanco, rosado, seco y negro. Este último es más dulzón. A partir de entonces, escoger el que más llame la atención, sea por estilo, color, tradición o su origen. Los vermuts italianos son muy distintos de los españoles o franceses.

 

2. Elegir dónde tomarlo. Aunque hay varios tipos, sea con vaso corto, fino o ancho, o en copa, el vermut -al menos dulce- debe servirse siempre en vaso corto y ancho, nunca en recipiente alto.

 

3. Preparar el vermut. Aunque cada uno tiene su manera, con o sin hielo, con rodaja de limón o naranja, y con o sin aceituna, la preparación deberá ir en función de las uvas o de las hierbas aromáticas, porque no todas las botellas exigirán lo mismo. Eso sí, siempre bien frío, sin excederse con el hielo para no aguar y no perder la esencia de su sabor.

 

4. Añadir un chorro de sifón o agua carbonatada es otra forma deliciosa para dotarlo de textura y frescor, o bien para reducir su graduación.

 

5. Acompañar con un buen aperitivo. Más allá de las aceitunas y las patatas fritas, se recomienda para el vermut blanco, todo tipo de platos de pescado y marisco, como berberechos al natural, almejas, mejillones en escabeche, o gambas al ajillo. Aunque también una tabla de quesos, jamón ibérico, frutos secos o los pinchos son un buen acompañamiento. Y para el vermut rojo, marida a la perfección las tapas e ingredientes de sabor más fuerte como las anchoas al natural, unos boquerones en vinagre, chipirones en su tinta, pulpo con salsa gallega o sardinas en escabeche.

 

 

6. Echar el toque ‘vermutero’ a los cócktails. Además de beberse como aperitivo, el vermut es también uno de los ingredientes estrella en coctelería, con muchas combinaciones en las que se utiliza como parte de cócktails y tragos cortos.

 

7. Degustar el vermut como ingrediente de cocina. El vermut es un buen ingrediente para conseguir interesantes matices de suave amargura y notas especiadas en los platos de cocina. Sobre todo, el buen sabor que le aporta a la salsa de tomate frito, o a las recetas de pescado como la merluza gratinada en el vermut, un rodaballo con vermut, o unos langostinos con brócoli y un chorro de vermut.

 

8. Escoger una buena música y compañía. Es tu ‘momento vermut’, y por ello, es importante acompañar un vermut de calidad con una música y compañía de calidad. Esa será la guinda para disfrutar al máximo de un buen vermut.



Puedes seguirnos