#EtiquetadoClaro: Enfermedad celiaca

"El celiaquismo es un trastorno sistémico de base inmunológica, causado por la ingesta de gluten y otras proteínas afines que afecta a individuos genéticamente susceptibles": así lo explican desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que ha elaborado un cuadríptico informativo que persigue aportar información detallada, rigurosa y útil para los consumidores y, en particular, para aquellos que padecen enfermedad celíaca.

En él también se indica que una dieta estricta sin gluten conduce a la desaparición de los síntomas y a la resolución de las lesiones en los tejidos en la gran mayoría de las personas con esta enfermedad.
 

El gluten está presente en el trigo (todas las especies Triticum, tales como el trigo duro, trigo espelta y trigo khorasan), el centeno y la cebada, o sus variedades híbridas como el triticale (cruce de trigo y centeno) o el tritordeum (cruce de trigo y cebada), así como derivados de los mismos.

Aunque la avena no contiene gluten de forma natural, puede contaminarse con trigo, centeno o cebada, por lo que este cereal también debe tenerse en cuenta en la enfermedad celiaca y en la información alimentaria.



#EtiquetadoClaro: Cómo saber si un producto tiene presencia de gluten

En la “lista de ingredientes” se debe indicar el nombre del cereal que contiene gluten de forma destacada mediante una composición tipográfica que la diferencie claramente del resto de ingredientes de la lista. A la indicación del cereal podrá añadirse voluntariamente la palabra “gluten”, por ejemplo: harina de trigo (gluten).

En caso de que no haya lista de ingredientes, se indicarán después de la palabra “contiene”. Es importante leer siempre la lista de ingredientes porque hay muchos alimentos que incluyen estos cereales entre sus ingredientes.

También es importante prestar atención al etiquetado precautorio - “puede contener + cereal + (gluten)”- que puede figurar en alimentos, en principio, libres de gluten y que advierte al consumidor de una posible presencia no intencionada e inevitable de gluten, por ejemplo, por una posible contaminación cruzada.

De acuerdo con la normativa actual, las menciones “SIN GLUTEN” (que no contengan más de 20 mg de gluten por kg de alimento), y “MUY BAJO EN GLUTEN” (no contengan más de 100 mg de gluten por kg de alimento), pueden ir acompañadas de las declaraciones “adecuado para las personas con intolerancia al gluten” o “adecuado para celiacos”. No obstante, lo aconsejable es seguir una dieta estricta sin gluten.

Recuerda... En el ámbito doméstico también debemos tomar medidas para evitar la contaminación cruzada en los alimentos que cocinamos, tales como: almacenamiento separado de alimentos con y sin gluten, uso exclusivo de aceites en las freidoras, precaución con el uso de utensilios de cocina, etc.

 

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

#EtiquetadoClaro: ¿Los productos light son saludables?

 

Apúntate y recibe los sábados en tu correo una selección de las mejores noticias

 

 



Puedes seguirnos