array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" }

La calabaza, mucho más que truco o trato

Repasamos todos los beneficios de esta fruta y ofrecemos unas pautas para saber elegirla y cocinarla

  • |  Nutritienda
  • |  07-11-2022

La calabaza es uno de los símbolos de Halloween, fiesta que acabamos de dejar atrás, y posee numerosos beneficios. Según los expertos nutricionistas de www.nutritienda.com, la empresa online líder en productos de salud y belleza, aunque a la calabaza se la considera una verdura, realmente es una fruta, como pasa con el calabacín, pepino o berenjena. Cada año aumenta su consumo en nuestro país, pero no solo por su tradición en Halloween, sino porque poco a poco los españoles se han acostumbrado a su uso culinario no solo por su gran sabor, sino por todas sus propiedades nutricionales, ya que es rica en antioxidantes por su alto contenido en betacaroteno, y contiene potasio y vitamina A, B, C y E.

Los expertos de Nutritienda.com muestran todos los beneficios de esta fruta:

 

1. Mejora el aspecto de la piel

La calabaza mejora el aspecto de la piel ya que es fuente de vitamina C y E, que son unos antioxidantes que contribuyen a bloquear los radicales libres, unas moléculas que se generan de forma natural en el cuerpo y que son las causantes del envejecimiento celular, favoreciendo la aparición de arrugas y flacidez en la piel. Además, la vitamina C también contribuye a la formación de colágeno para que la piel funcione correctamente. El colágeno es una proteína que se encuentra de forma natural en la piel y que permite que se mantenga hidratada y protegida frente a los agentes externos.

 

2. Ayuda al correcto funcionamiento del sistema inmune

La calabaza, al ser fuente de vitamina C, también contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune, protege a las células frente al daño oxidativo y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. También su contenido en algunas de las vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, disminuye el cansancio y la fatiga. Por otro lado, los antioxidantes que posee la calabaza, y en especial sus pipas, son capaces de neutralizar la acción de los radicales libres ayudando al sistema inmunitario y manteniendo el cuerpo sano y fuerte.

 

3. Es ideal para bajar de peso

La calabaza es rica en agua, posee más de un 90%, lo que ayuda a prevenir la deshidratación y la retención de líquidos. Destaca su baja densidad calórica y su escaso contenido graso, lo que hace que no aporte casi calorías y la convierten en una opción ideal para los que se encuentren en un proceso de pérdida de peso. Además, su aporte en fibra hace que aumente la sensación de saciedad, estimula el tránsito intestinal, arrastra las toxinas y facilita las digestiones.

4. Gran aliada para la salud visual

La calabaza es una gran aliada para la salud visual ya que contiene vitamina A que contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales. Las frutas y hortalizas de color naranja son antioxidantes gracias a los “carotenoides” como el betacaroteno, que dan el color anaranjado a la calabaza, y son precursores de la vitamina A que es fundamental para la salud visual. Además, contiene otros carotenos como la luteína o la zeaxantina que se encuentran de forma natural en los ojos.

 

5. Regula la presión arterial

La calabaza, gracias a su contenido en potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal. Aunque es necesario complementarlo con una dieta equilibrada.

 

Como ya se ha dicho antes, la calabaza es mucho más que truco o trato, es un alimento rico en multitud de vitaminas y minerales, pero para poder cocinarla hay que saber primero unos trucos. Nutritienda.com da unas pautas para saber elegirla y cocinarla:

 

Elegirla bien

Antes de nada hay que saber elegir bien una calabaza, en lo primero que hay que fijarse es en la piel, si es fina y muy lisa puede estar todavía verde. Así que lo ideal es que la piel sea gruesa y firme, es importante que no tenga imperfecciones, magulladuras ni golpes. Las calabazas más tiernas y jugosas son las que tienen la piel brillante. Es importante que mantenga su rabo o péndulo, ya que esto evita que la calabaza pierda humedad y este debe estar seco ya que significará que está lista para comer. El tamaño en la calabaza también importa, es preferible que sea pequeña y pesada ya que tienen más sabor que las grandes y ligeras.

 

No abrirla si no se va a comer

Es mejor no abrirla hasta de que se vaya a consumir ya que una vez abierta dura, como mucho, una semana en la nevera bien tapada, así que es mejor conservarla cerrada en un lugar fresco y seco.

 

Guardar las pipas

Una vez cortada no hay que tirar las pipas, ya que tienen beneficios medicinales, desde la antigüedad se han usado para mejorar la retención de líquidos e incluso para combatir las lombrices. Hoy en día se siguen consumiendo tanto por sus beneficios nutricionales como por su gran sabor. Poseen gran cantidad de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, también poseen antioxidantes ya que tienen vitamina A, C, K, E, son ricas en hierro, zinc, calcio y magnesio. Se pueden secar al sol y después agregarles sal, o incluso tostarlas en una sartén o al horno.

 

Cómo cocinarla

Hay multitud de formas de cocinar la calabaza: se puede cocer y triturar para hacer una crema, se puede asar para tomar como guarnición, se come incluso cruda en ensaladas en trozos muy pequeños, se echa en guisos y potajes para darles sabor, también se usa en muchos postres como la tarta de calabaza, galletas y pasteles, y una de sus variedades, la calabaza confitada se usa para rellenar muchos postres ya que al mezclarla con corteza de limón, canela y azúcar se crea el famoso cabello de ángel.



Puedes seguirnos