Cómo cuidar tu alimentación para recuperar el ritmo tras las vacaciones

Incluir alimentos con ciertos nutrientes, como el magnesio, ayuda a atenuar síntomas como el cansancio y la apatía

  • |  DosFarma
  • |  10-09-2021

Aunque todavía hay quien disfruta de sus vacaciones en septiembre, este mes es, por lo general, el momento de regresar a casa y al trabajo. En ocasiones, este regreso puede resultarnos difícil y da lugar al temido síndrome posvacacional.

Amanda Dutruc, farmacéutica de DosFarma, nos explica: "No está claro si realmente el síndrome o depresión posvacacional es una enfermedad, como sí lo es la depresión. Hay quienes consideran que es simplemente un periodo adaptativo a la rutina habitual, que se acentúa en las personas que no están a gusto con su empleo. En cualquier caso, sí que es cierto que hay un gran porcentaje de gente que afirma sentirse cansado, apático o irritable al dejar atrás las vacaciones".

Según datos de esta farmacia online, tras las vacaciones, en torno a 6 de cada 10 trabajadores sufren cansancio, cambios de humor, insomnio, tristeza, malestar o falta de concentración. Algunos de ellos consiguen reducir los síntomas el primer o el segundo día de trabajo; otros los arrastran hasta dos semanas.

Por eso, desde DosFarma nos enumeran algunos consejos para tratar esos síntomas, con la alimentación y la planificación como ejes fundamentales.

Cuidar la alimentación es clave: muchos de los síntomas del síndrome posvacacional pueden prevenirse o atenuarse con un extra de ciertos nutrientes.
 
Uno de ellos es la melatonina, que ayuda a combatir el insomnio.

En vacaciones, nos vamos a dormir más tarde y no solemos madrugar, por lo que el cuerpo no tiene sueño a las mismas horas. Este síntoma se puede reducir gradualmente si se han ido adaptando los horarios unos días antes de volver al trabajo, pero también la alimentación ayuda mucho. La clave está en la melatonina, una hormona que influye en el sueño. El cuerpo la produce de forma natural, en la glándula pineal, y es la encargada de regular los ciclos de sueño y vigilia.
 
Los niveles de melatonina son más altos cuando es de noche, por eso nos entra sueño. En cambio, son más bajos durante el día, cuando estamos despiertos. Por este motivo, para volver a regular los horarios de sueño, se puede tomar un extra de melatonina cuando queramos irnos a dormir. Hay muchos suplementos que contienen esta hormona, pero también está presente en alimentos como cerezas, frambuesas, fresas, plátanos, arroz o nueces.

Otros nutrientes deseables son el triptófano y el magnesio, para el cansancio y la apatía.

El triptófano es un aminoácido que hace que el organismo funcione correctamente. Por ejemplo, es esencial para el crecimiento de los bebés y para producir y mantener las proteínas, los músculos y los neurotransmisores del cuerpo. Tiene un papel muy importante en el síndrome posvacacional porque ayuda a producir la melatonina y la serotonina. La melatonina, como hemos visto, es la hormona que regula los ciclos de sueño, mientras que la serotonina se encarga del apetito y el estado de ánimo. La serotonina es conocida como la hormona de la felicidad; cuando sus niveles son bajos, estamos de mal humor o alterados, síntomas que acompañan al síndrome posvacacional.