array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" }

¿Cuánto azúcar debo tomar? Esto es lo que dicen los expertos europeos

Te explicamos la diferencia entre azúcares añadidos, libres y totales, y el último informe al respecto de la EFSA

  • |  AESAN
  • |  01-03-2022

Saber cuánto azúcar debemos tomar es una de las cuestiones que más nos preocupan en materia de alimentación. En los últimos años, los expertos están analizando los estudios existentes para saber si debemos incorporar este componente a nuestra dieta.

Ahora, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), tras finalizar la consulta abierta en julio de 2021, ha publicado su informe científico sobre el nivel máximo de ingesta tolerable de azúcares en la dieta.

El informe concluye que la ingesta de azúcares añadidos y libres debe ser lo más baja posible como parte de una dieta nutricionalmente adecuada, lo que respalda las recomendaciones previas de autoridades como Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) de limitar la ingesta de azúcares añadidos y libres.

 

¿Qué tipos de azúcares hay?

Nuestra dieta contiene azúcares de diferentes categorías y fuentes, que pueden estar presentes de forma natural o añadirse.

Los «azúcares añadidos» son azúcares refinados que se utilizan en la preparación de los alimentos y como azúcar de mesa.

En los «azúcares libres» se incluyen los «azúcares añadidos» y aquellos presentes naturalmente en la miel y el almíbar, así como en los zumos de frutas y verduras y los concentrados de zumo.

Los «azúcares totales» son todos los azúcares presentes en la dieta, incluidos los presentes naturalmente en las frutas, las verduras y la leche.

La evidencia científica no ha permitido establecer un nivel máximo de ingesta tolerable de azúcares –azúcares totales– en la dieta. Es decir, con la información evaluada no se ha podido fijar ningún nivel máximo de ingesta diaria de azúcares (totales/añadidos/libres) procedente de todos los alimentos que, al respetarse, excluya la posibilidad de presentar un riesgo de efectos adversos para la salud de los seres humanos.

Sin embargo, los científicos de la EFSA confirmaron la relación, con distintos grados de certeza, entre el consumo de bebidas azucaradas, zumos y néctares y una serie de problemas de salud, como son, la caries dental y varias enfermedades metabólicas crónicas, como la obesidad, la esteatohepatitis no alcohólica y la diabetes tipo 2, así como otras relacionadas con el embarazo.

Aunque no se pudo evaluar la influencia de otros importantes elementos que contribuyen al consumo de azúcar, como son los dulces, los pasteles y postres, otras bebidas como leche azucarada y batidos y los yogures debido a los pocos datos disponibles, la EFSA considera que las autoridades nacionales deben tener en cuenta estos alimentos a la hora de elaborar recomendaciones alimentarias.

Puedes consultar el informe completo en este enlace.



Puedes seguirnos