array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" }

¿Conoces los beneficios de la fritura con Aceite de Oliva Virgen Extra?

Sostenible, saludable y económico: características que lo hacen el producto ideal para todo tipo de fritura

  • |  Monva
  • |  17-05-2022

Al Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) también se le llama “oro líquido”, y no es para menos. Se encuentra en multitud de platos del recetario español e internacional y, aunque este elixir es aclamado por todo el mundo, sigue despertando algunas dudas, sobre todo en el terreno de la fritura. Con el objetivo de dar a conocer todos los beneficios que aporta la fritura con AOVE, los reconocidos chefs Rafa Zafra y Alberto Pacheco, de Estimar, y Juanjo López Bedmar, de La Tasquita de Enfrente, han sido los encargados de romper falsos mitos sobre la elaboración de esta técnica culinaria ancestral cuando se realiza en aceite de oliva virgen extra.

 

“Freír es una de las técnicas más importantes de nuestra gastronomía, es la forma de encapsular el alma del producto para ensalzarla y sacar lo mejor de ella. Realizar frituras con AOVE sin duda garantiza el sabor y la textura de la materia prima”, afirma Juanjo López Bedmar. Durante este encuentro celebrado en Madrid, se han cocinado diferentes recetas de fritura realizadas en Aceite de Oliva Virgen Extra Montabes, de la casa Monva.

 

Montabes es un aceite de oliva de gama alta y variedad Picual, elaborado y envasado en Sierra Mágina (Jaén) que se caracteriza por su intenso sabor frutado y su altísimo contenido en ácido oleico, antioxidantes y pro-vitaminas naturales. Existe una falsa creencia, contraria al consenso científico, que afirma que es casi un sacrilegio freír alimentos con aceites que no sean refinados, como el de girasol, ya que se piensa que es más barato e interfiere menos en las propiedades organolépticas del producto que se elabora. En este encuentro ha quedado demostrado que las especiales características químicas del Aceite de Oliva Virgen Extra Montabes hacen que la fritura resulte mucho más deliciosa, además de saludable, económica y sostenible.

 

 

La salud es uno de los temas que más importancia ha ganado durante los últimos años en todos los ámbitos, por supuesto también en la alimentación. En el caso de la fritura con AOVE, sus numerosos beneficios, demostrados científicamente, la convierten en una técnica de cocinado saludable. La fritura en AOVE crea un sellado o cobertura alrededor de los alimentos que reduce la absorción de aceite durante el proceso, lo que implica una mejor digestión de los platos, aportando frescura a los fritos, ya que el interior del alimento alcanza una menor temperatura de cocinado y no altera en absoluto el sabor de la fritura, que resulta más tierna en el interior del alimento y más crujiente en su capa exterior, debido a esa menor absorción de aceite durante el proceso de fritura. “Cuidar la nutrición de nuestros clientes, asegurándoles una buena digestión, es una de las razones que hacen que vuelvan a nosotros.

En el aspecto económico, la Norma de Calidad para los Aceites y Grasas Calentadas especifica el momento en el que se tiene que renovar el aceite de una freidora: cuando el índice de compuestos polares alcanza un máximo del 25%. De esta forma, un aceite de mayor rendimiento, como Montabes, gracias a sus características químicas únicas, tardará más tiempo en generar estos compuestos y, por ende, en cambiarse. Su especial resistencia a la oxidación da lugar a una buena rentabilidad en términos de coste y beneficio.

En cuanto a sostenibilidad, cabe destacar que el AOVE de Cosecha Propia Montabes parte de un cultivo sostenible y que no existen procesos de refinado, se obtiene en frío utilizando medios 100% físicos y mecánicos, sin usar aditivos químicos y su huella de carbono es mínima, convirtiéndose así en la solución más amigable para el medio ambiente cuando hablamos del proceso de fritura.

Actualmente existe un consenso científico absoluto en cuanto a la superioridad nutricional del aceite de oliva virgen extra (AOVE) en la elaboración de fritos, también en el ámbito de la hostelería, frente a otros aceites químicamente refinados, como es el caso del aceite de girasol “alto oleico”. “Gracias a su alto contenido en ácido oleico y la presencia de antioxidantes naturales, se conservan las propiedades saludables de la fritura, que se produce de forma optimizada, con una menor absorción de aceite por parte del alimento, lo que mejora su digestibilidad”, señala Luis Montabes, Director Comercial de Monva.



Puedes seguirnos