¿Qué comer después del embarazo?

La nutricionista nos habla del papel que tienen los elaborados y los pescados en esta dieta

Tras el embarazo muchas madres pueden hacerse la pregunta de qué alimentos deben formar parte de su dieta diaria. Por ello, desde la Asociación Española de Matronas han elaborado una guía para ayudar en cada paso a seguir durante el embarazo y post-parto. 

Dentro de esta guía indican que después del parto es normal sentirse cansada, ya que el cuerpo ha perdido sangre y nutrientes y se deben recuperar. La ayuda es importante y comer bien puede depender de esta ayuda.

"Aunque no tengas mucho apetito es fundamental tanto para ti como para tu hijo llevar una dieta rica en proteínas, vitaminas, etc. Lo mejor, una dieta mediterránea y equilibrada, con todos los líquidos necesarios, de 1 a 2 litros. La ingesta de levadura de cerveza enriquece la leche materna por su contenido en vitaminas del grupo B, ácido fólico, ácidos grasos y minerales. Si eres mala comedora, puedes tomar suplementos polivitamínicos, habla con tu matrona o tu médico", explican en la guía.

Para las madres que están en periodo de lactancia, en la guía añaden: "Recomendamos tomar litro y medio de agua o zumos al día (líquidos en general) y que comas regularmente, evitando los alimentos de sabor fuerte (cebolla, coles, ajos, especias.). No abuses de las grasas ni de los dulces. Tomando de todo no le faltará de nada (verduras, carne, pescado, huevos y cereales). También debes continuar con la suplementación de yodo".

Por su parte, desde las empresas Deliveroo y Pastelerías Mallorca han elaborado un menú con el objetivo de ayudar a facilitar una alimentación saludable que cumpla con las recomendaciones de la dietista-nutricionista Patricia Nevot, del centro de nutrición de Barcelona Júlia Farré. 

Nevot afirma que las recién mamás: “Pueden comer sin temor cualquier tipo de embutido y quesos, incluso los que estén elaborados con leche no pasteurizada. Lo que no pueden comer especialmente son algas ni pescados de gran tamaño, y no se recomienda alcohol ni Kombuchas”. 

Lo esencial, según Patricia, es seguir una dieta equilibrada, formada por todo tipo de alimentos, evitando siempre fritos y la sal; tanto para las madres que deciden dar el pecho como para las que no.

Estas empresas han elaborado un menú compuesto de una ensalada de verduras, un caldo de garbanzos, aportando así la proteína; y un pan de frutos secos. Además han creado una cesta para las madres que incluyen lomo ibérico, queso parmesano, dulces como palmeritas de chocolate opetit croissantcon jamón y de beber, zumo de manzana, zanahoria, naranja, jengibre.

 

 

 



Puedes seguirnos