La clave de un buen descanso se encuentra en la alimentación

Según los expertos, el tiempo entre la cena y la hora de dormir debe tenerse en cuenta

Dormir bien es uno de los problemas de gran parte de la población española, ya que según una encuesta elaborada por Deliveroo, la empresa de comida a domicilio de calidad, el 30% afirma no descansar bien, pero ¿a qué se debe esta falta de descanso? Los motivos pueden ser muy variados: desde el estrés hasta haber realizado ejercicio físico, pasando por haber modificado alguna rutina; pero también puede deberse a la alimentación.

Como indica Celia García-Malo, neuróloga especialista en sueño del Instituto del Sueño: “Es importante realizar cinco comidas al día, dándole especial importancia al desayuno y al almuerzo. En cuanto a la cena, se recomienda que se haga al menos 2 horas antes de irse a dormir”. 

La alimentación es clave para conseguir mejorar el descanso

“Cenas ligeras en cantidad como en composición y que sean completas, es decir, que incluyan vegetales, proteínas magras, etc. son las que nos ayudarán a dormir mejor”, afirma Clara Muñoz, dietista-nutricionista del centro de nutrición de Barcelona Júlia Farré. Y es que la alimentación es fundamental para conseguir conciliar el sueño y descansar mejor. Según datos de la encuesta, el 57% de los españoles decide cenar algo ligero, como una ensalada para no llenarse el estómago y poder descansar mejor.

Lo importante, indican, es evitar cenas copiosas o consumir alimentos muy grasos, así como bebidas gaseosas. Pero, además, la edad o incluso la estación puede influir en el sueño de las personas. Como apunta Celia García-Malo, “en adultos, la actividad laboral, social y familiar hace que a veces tengan menos tiempo para planificar y organizar su alimentación, por eso es importante recalcar que pueden elegir opciones saludables que permitan mantenernos sanos, mejor descansados y, por lo tanto, ser más productivos en el día a día”. 

Clara Muñoz mantiene que "podemos valorar incluir alguna infusión a base de hierbas relajantes como valeriana o melisa o, siempre que un experto lo recomiende, suplementos de melatonina”.

 



Puedes seguirnos