Cómo recuperar la rutina de una alimentación saludable en los adolescentes

Un gran número de adolescentes no cubre las recomendaciones diarias de consumo de alimentos

  • |  CODINMA
  • |  06-09-2021

Lo más aconsejable es mantener una buena alimentación durante todo el año, pero lo cierto es que el verano es una época en la que se pierde la rutina y muchos de los buenos hábitos alimentarios que se han seguido durante el curso, especialmente en niños y adolescentes. Se alteran los horarios, se cometen algunos excesos y no se realiza ejercicio con la misma frecuencia e intensidad.

“La adolescencia es una etapa de riesgo de excesos y deficiencias nutricionales”, alertan desde el Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Madrid (CODINMA), por lo que hay que prestar especial atención a la alimentación en este período. Sin embargo, no hay que alarmarse, ya que “septiembre puede ser un buen mes para reestablecer las rutinas perdidas”, indican los expertos del CODINMA.

Según los Dietistas-Nutricionistas, el comportamiento alimentario del adolescente está determinado por numerosos factores externos:

- Características familiares.

- Amistades.

- Valores sociales y culturales.

- Medios de comunicación.

- Conocimientos nutricionales.

- Experiencias y creencias personales.

 

También influyen factores internos:

- Características y necesidades fisiológicas.

- Imagen corporal.

- Preferencias y aversiones en materia de alimentación.

- Desarrollo psicosocial y salud.