Pipas de girasol, el extra de energía que necesitas en primavera

Las pipas de girasol contienen un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales esenciales

  • |  National Sunflower Association

Por fin llegó la primavera y con ella, nuestros hábitos y rutinas cambian. Empezamos a salir más de casa para aprovechar cualquier rayo de sol, y aunque nos sigamos adaptando a todos los cambios que hemos vivido en estos meses, en esta época nos apetece más estar en terrazas, hacer deporte al aire libre, disfrutar de la naturaleza y, sobre todo, contar con la compañía de los nuestros.

Con la primavera cambiamos la sala de gimnasio por deportes como el senderismo, el running, el tenis, el pádel, o el yoga al aire libre para así aprovechar el buen tiempo y liberarnos del estrés del invierno. En esta época del año, tenemos tendencia a sentirnos más activos y por ello necesitamos llenarnos de una energía que nos permita movernos y disfrutar.

Al salir de casa para hacer deporte una de las preguntas que nos hacemos es ¿qué snack nos llevamos para recuperarnos una vez hayamos terminado el entrenamiento? Las pipas de girasol son el snack perfecto para cualquier plan y momento del día. Su alta concentración en minerales, vitaminas y proteínas las convierte en el snack favorito de los deportistas.

Las pipas de girasol nos proporcionan minerales antioxidantes como la vitamina E, que protege nuestro corazón y sistema cardiovascular. También son perfectas para consumir antes y después de practicar cualquier deporte, ya que su alta concentración en magnesio ayuda a relajar los músculos y nervios de nuestro cuerpo. Su contenido en potasio mejora nuestro rendimiento a la hora de hacer ejercicio, evitando lesiones; y el selenio presente en este delicioso snack ayuda a mantener en buen estado nuestras articulaciones. También podemos destacar su alto contenido en fibra, que no solo contribuye a mejorar nuestro proceso digestivo, sino que además nos permite tener una mayor sensación de saciedad, evitándonos comer de más.

Además de proporcionarnos ese aporte extra de energía, las pipas de girasol son un excelente aliado para reforzar nuestro sistema inmunitario y combatir agentes infecciosos, gracias a su alto contenido en zinc.

Ayudan a combatir la astenia primaveral

La astenia primaveral es un fenómeno que afecta en mayor o menor grado a más de la mitad de la población, provocando cansancio y una falta de vitalidad generalizada. Estos síntomas suelen durar unas dos semanas, haciendo que trabajar o realizar las tareas más sencillas sea mucho más complicado. Para combatir la astenia, se aconseja seguir una dieta equilibrada con un alto contenido nutritivo. Para ello, las pipas de girasol pueden ser una muy buena solución: su alto contenido en Omega 3 ayuda a incrementar la fuerza y el rendimiento muscular, ayudando así a combatir la fatiga.

Las pipas de girasol son una increíble fuente de grasas insaturadas fundamentales para cualquier dieta equilibrada, ya que nos aportan energía y ácidos grasos esenciales que ayudan a la absorción de las vitaminas A, D, E y K, importantes para luchar contra el cansancio.

 

 

 

 



Puedes seguirnos