Siete curiosidades que deberías saber sobre el vidrio

Los datos más sorprendentes sobre el vidrio, un material singular, saludable y sostenible

  • |  Friends of Glass
  • |  04-08-2021

El vidrio es un material de envasado que forma parte de nuestro día a día, tanto en los momentos más cotidianos, abriendo el tarro de mermelada en el desayuno, como en aquellos de celebración, cuando descorchamos una botella para brindar juntos. Sin embargo, esa familiaridad unida a una de sus características más reseñables, la transparencia, hace que en muchas ocasiones pase desapercibido.

Por ello, la plataforma de consumidores a favor de la elección y el reciclado de envases de vidrio, Friends of Glass, quiere compartir 7 datos curiosos que nos acercan aún más a este material, desvelando peculiaridades que hacen de él un material singular, saludable y sostenible.

 

 

 

 

 

Milenariamente reciclado

Con una antigüedad mayor que la de las pirámides de Giza, los expertos apuntan a que el vidrio fue empleado por primera vez alrededor del 5.000 a.C. en Mesopotamia, donde se han encontrado aplicaciones del material destinadas a revestir objetos de cerámica. Los primeros envases fabricados en vidrio fueron hallados en Egipto y datan del periodo de 2.100 a.C. Además, se ha demostrado que en esa época ya existía una práctica de reciclaje arraigada, habiéndose encontrado diminutos fragmentos clasificados por colores que se conoce que en el siglo XVIII a.C. eran enviados a los hornos de las vidrieras en las ciudades de Sidón y Tiro, el actual Líbano, donde existía una próspera industria del vidrio.

En la actualidad, en España, todos podemos reciclar vidrio a través del contenedor verde, llamados comúnmente iglús. ¿Sabías que el primero se instaló en el barrio de Moratalaz (Madrid) en 1982? Años antes de que a las industrias se les obligara por ley a reciclar, la del vidrio ya había puesto en marcha su propia iniciativa.

 

Con ADN versátil

El vidrio presenta una serie de cualidades que lo convierten en un material muy versátil y de innumerables aplicaciones. Es inerte, rígido y frágil al mismo tiempo, amorfo y transparente. Todas estas características, en combinación con el ingenio y la creatividad del ser humano, hacen que pueda aplicarse en todo tipo de industrias, y en ámbitos tan diversos como el arte y edificación. El vidrio toma diferentes formas: lanas de vidrio, vidrio plano, vidrio hueco… y tiene tantas aplicaciones que ha resultado esencial en el desarrollo de la tecnología, la biomedicina, la astrofísica, la energía solar o las telecomunicaciones.

Su empleo como envase es uno de los usos más extendidos, pero... ¿Sabías que los envases de vidrio tienen nombres diferentes según su contenido? Se llaman tarros cuando son para alimentación, botellas cuando contienen líquidos y frascos cuando son envases de perfumería, farmacia o cosmética.

 

Se recicla infinitas veces

El vidrio se crea a partir de materia prima natural, sostenible y abundante (arena de sílice, carbonato de sodio y caliza) pero, actualmente, su principal ingrediente es el vidrio reciclado, ya que se trata de un material que no se degrada durante el proceso de reciclado, pudiendo repetirse infinitas veces, sin pérdida de calidad ni cantidad, y para convertirse de nuevo en lo que era, un envase apto y seguro para alimentos y bebidas. De esta manera, en un circuito cerrado e infinito, se evita la generación de residuos, al tiempo que se ahorra energía y se reducen las emisiones de carbono.

El vidrio nunca es basura, es un recurso inagotable cuando se recicla, que sustituye con creces a las materias primas, de hecho… ¿Sabías que al reciclar 1 tonelada de vidrio se ahorran 1,2 toneladas de materia prima?