array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" }

Películas que puedes ver para celebrar el Día Mundial del Huevo

El huevo está presente en multitud de costumbres, rituales y en algunas de las obras más conocidas del séptimo arte

  • |  Federación Avícola Catalana (FAC)
  • |  14-10-2022

Nunca ha sido nominado a los Emmy. Nunca ha ganado un Oscar, ni siquiera ha sido invitado al festival de Cannes, ni al de San Sebastián... Pero sin su presencia se perderían algunas de las escenas más célebres de la historia del cine.

 

¿Qué tienen en común las películas más míticas de los hermanos Marx, de Sylvester Stallone y de Paul Newman? Efectivamente...¡El huevo!

 

Por si no lo sabías, el humilde, pero prodigioso huevo tiene su propio Día Mundial, que se celebra cada segundo viernes de octubre.

 

Se le otorga un marcado simbolismo, motivo por el cual está presente en multitud de costumbres y rituales. Una muestra de todo ello es su presencia, incluso protagonismo, en algunas de las obras más conocidas del séptimo arte.

 

Como en la Federació Avícola Catalana, además del huevo también nos encanta el cine, os proponemos una selección de películas para celebrar el Día Mundial del Huevo de forma muy original:

 

Una noche en la ópera (A Night at the Opera. Sam Wood, 1935)

 

La inolvidable secuencia llamada 'El camarote de los Hermanos Marx' de la hilarante comedia 'Una noche en la ópera' ocupa un lugar privilegiado en la historia del cine. Groucho Marx encarga la cena para que se la sirvan en el camarote del barco donde viaja. Pide huevos cocinados de diversas maneras: dos fritos, dos revueltos, dos escalfados y dos en tortilla, a lo que Chico añade la famosa frase: "¡Y también dos huevos duros!". Acto seguido, se oye la bocina de Harpo y Groucho traduce: "En lugar de dos, pon tres".

 

La comanda sigue creciendo con los platos más variados. Al final de cada tanda, Chico añade el consabido "Y también dos huevos duros", repitiéndose el toque de bocina de Harpo y la traducción: "En lugar de dos, pon tres". Finalmente, Harpo hace un segundo toque de bocina y Groucho puntualiza: "¡Uno de ellos, de oca!".

 

La leyenda del indomable (Cool Hand Luke. Stuart Rosenberg, 1967)

 

"Puedo comerme 50 huevos" afirma Luke Jackson (Paul Newman), en una de las escenas más memorables de 'La leyenda del indomable', donde Newman realiza la que se considera una de sus mejores interpretaciones. Luke se encuentra internado en una cárcel del sur de los Estados Unidos, donde los presos deben realizar trabajos forzados construyendo nuevas carreteras. Su naturaleza indómita y contestataria le convierte en un referente para sus compañeros, pero también en una molestia para los funcionarios de la prisión. Su audacia revoluciona el centro penitenciario y origina un auténtico acontecimiento. ¿Quieres saber si Luke consigue superar el reto? Te recomendamos que veas la película, pero si eres impaciente puedes ver la escena aquí.

 

Rocky (John G. Avildsen, 1976)

 

Los entrenamientos de Rocky Balboa (Sylvester Stallone) comienzan con un desayuno que consiste en engullir únicamente cinco huevos crudos. Esta comida abre la escena donde Rocky comienza su largo y duro entrenamiento para el combate que le ofrece la oportunidad de hacerse un hueco en el mundo del boxeo. A pesar de la fama que dio esta película a los huevos crudos como el alimento proteico por excelencia para los deportistas, la ciencia ha demostrado posteriormente que, para aprovechar adecuadamente los nutrientes del huevo, especialmente los de la clara, es mejor comer los huevos cocinados.

 

El corazón del ángel (Angel Heart. Alan Parker, 1987)

 

Louis Cyphre (Robert de Niro, en la que es una de sus interpretaciones magistrales) mantiene una conversación con el detective privado Angel Heart (Mickey Rourke) a quien ha contratado para localizar al famoso cantante Johnny Favorite, a quien busca con intenciones que Heart desconoce.

Durante la escena Cyphre pela lentamente un huevo duro, que al final de la conversación adquiere un oscuro simbolismo, que no desvelaremos aquí, aunque el nombre del detective te puede dar una pista.

 

Novia a la fuga (Runaway Bride. Garry Marshall, 1999)

 

El columnista Ike Graham (Richard Gere) tiene el encargo de escribir una historia sobre Maggie Carpenter (Julia Roberts), una chica de un pequeño pueblo de Maryland (EE.UU.) que ha abandonado a su novio en el altar en varias ocasiones. Ike acaba enamorado de Maggie, pero ella le ignora y él va preguntando a todos sus novios cómo le gustan a ella los huevos. En una escena memorable (¡Cuidado, spoiler!), Maggie cocina los huevos de todas las maneras posibles para decidir con quién se queda. Posiblemente, es la película más romántica de las que tienen el huevo como "coprotagonista".

 

Julie y Julia (Julie and Julia. Nora Ephron, 2009)

 

Galardonada y nominada en varias ocasiones, esta película narra de forma entrelazada las vidas de la reconocida chef, autora y presentadora de televisión Julia Child, quien entre los años 60 y 70 del siglo XX trabajó intensamente para acercar la cocina francesa al público norteamericano, y la de la autora Julie Powell. En el año 2002, Powell decide emprender la tarea de cocinar las 534 recetas que contiene el libro "El arte de la cocina francesa" de Julia Child y escribir sobre ellas en su blog, en el plazo exacto de un año. El resultado es una película repleta de escenas de cocina con huevos, de entre las que destacamos la escena donde Julie Powell prepara y degusta su primer huevo escalfado.

 

Una madre imperfecta (The Meddler. Lorene Scafaria, 2015)

 

Marnie (Susan Sarandon) es una mujer madura quien, al quedarse viuda, abandona Nueva York y marcha a vivir a Los Ángeles con su hija adulta Lori. En una escena interpretada excelentemente por Susan Sarandon y en la que no se dice ni una sola palabra, Marnie cocina y degusta sola una tostada con huevo mientras suena 'Zorba el Griego'. Sin duda, es la escena de cocina con huevos más sugerente de la historia del cine.

 

Si después de ver estas escenas te apetece cocinar huevos, encontrarás un montón de recetas en la web Hoy, huevo. Y si quieres saber más sobre este tesoro alimentario, la Federació Avícola Catalana te ofrece artículos divulgativos sobre el huevo (en catalán) y también puedes consultar la web del Instituto de Estudios del Huevo.

 

Y ahora... la escena postcréditos

 

En un artículo sobre cine del siglo XXI no podía faltar la escena postcréditos. Para un final memorable, hemos reservado una escena igualmente memorable que merecía hacer historia.

 

Pista: si te llamas Dana (Sigourney Weaver) y al volver a casa de hacer la compra, te das cuenta de que los huevos empiezan a saltar de su envase y a cocerse en el mostrador, ¿a quién llamarás (who you gonna call)?

 

Pues claro, ¡a los Cazafantasmas!



Puedes seguirnos