array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" }

¿De excursión este verano? Así puedes proteger la naturaleza

INTEROVIC propone el decálogo del excursionista para disfrutar, cuidar y respetar el entorno reduciendo su impacto

  • |  INTEROVIC
  • |  11-07-2022

El turismo rural aumenta y los viajes para conocer el potencial de la España de interior crece, se consolida una mayor presencia de visitantes en el medio natural. Pero ¿somos conscientes de nuestro impacto en el entorno cada vez que escapamos de la ciudad y vamos de excursión al campo? Esta temporada estival, cada vez que salgamos a disfrutar de todo lo que la naturaleza y el monte tiene que ofrecernos, es importante que lo hagamos con responsabilidad, siendo muy conscientes de que visitamos el medio en el que otros viven y que puede ser muy distinto del que conocemos.

 

En el marco de la campaña ‘Sabrosa y Sostenible. Elige origen europeo’, y bajo el lema ‘Más de 3.000 años en equilibrio con el entorno’, INTEROVIC, la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y el Caprino, busca concienciar sobre el consumo de una carne sostenible y responsable con el medio ambiente, pero también divulgar sobre la relevancia que tienen las razas autóctonas de ovino y caprino en la conservación del entorno natural.

 

Entre otros riesgos medioambientales, los rebaños ayudan a prevenir graves incendios forestales, como el que ha tenido lugar recientemente en la Sierra de la Culebra, en Zamora, y que ha sido ya catalogado como el mayor del siglo XXI en España. Además, la actividad de pastoreo es vital para retener población en las zonas rurales y para dar continuidad a la práctica de la ganadería extensiva, pieza clave en el mantenimiento del ecosistema. Por todo ello, INTEROVIC ha creado el decálogo del excursionista sostenible para que los viajeros rurales respeten y contribuyan a este equilibrio natural.

 

Los diez consejos para ser un excursionista ejemplar

 

Antes de planear un viaje o excursión al campo o a la montaña, es importante cambiar el ‘chip urbano’ y abrir bien la mirada, ser conscientes de cómo nuestra presencia y nuestros hábitos pueden llegar a alterar el ecosistema del que tanto nos gusta disfrutar. La prevención puede evitar graves riesgos que se reflejan, por ejemplo, en los niveles de fatiga e incluso estrés que puede llegar a padecer el ganado, habitante natural de estas tierras, al recibir afluencia de visitantes que desconocen el medio.

 

En camino al que sea el destino elegido para ir de excursión, es fundamental respetar las señales de circulación que avisan de la presencia de ganado u otros animales en las cercanías y reducir la velocidad del vehículo cuando las veamos.

 

Si estando en carretera se cruza en el camino un rebaño, es fundamental ser paciente, respetar su ritmo de paso y no tocar el claxon, lo que alteraría a los animales sin ninguna garantía de que la situación fuera a resolverse con más apremio. Además, es importante quedarse dentro del coche mientras se cede el paso al ganado para evitar asustarlo.

 

Una vez en el monte, disfrutando del paseo, es importante permanecer atento, por si aparece un rebaño. Sobre todo, si en el grupo alguien camina con perro, deberá mantenerlo atado mientras cruce el ganado, para evitar sustos. Es fundamental, mientras dure la excursión, evitar acercarse a los animales sueltos que se puedan ir encontrando en el camino, no solo a los que forman parte de un rebaño o son ganado, también a los perros pastores que los cuidan, y que están en el monte cumpliendo una obligación, haciendo un trabajo. Es mejor no interactuar con ellos.

En los paseos y excursiones por el monte, es normal encontrar pasos entre fincas que pueden estar cerrados, pero también abiertos. En cualquier caso, tienen un objetivo y deben seguir como se encuentran, por lo que lo mejor es no tocarlos. Por supuesto, cualquier residuo o resto generado mientras se disfruta de la naturaleza debe ser recogido, incluso la comida, que puede dañar a los animales.

 

Por último, en línea con objetivo principal de INTEROVIC, cabe subrayar que el consumo de productos locales de la zona apoya a la ganadería extensiva y es otra forma de implicarse como consumidor, de apostar por la sostenibilidad del medio ambiente, previene incendios y genera valor en las economías rurales.

 

 



Puedes seguirnos