array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "NO" } array(1) { ["publicar"]=> string(2) "SI" }

Comer saludable, sostenible y social es posible

Hablamos con empresas que buscan lograr un modelo de alimentación con impacto positivo en la sociedad y el planeta

  • |  Filantrópico, AUARA, Natruly y Vegan Food Club
  • |  10-12-2021

Los consumidores estamos cada vez más concienciados de la necesidad de mantener una alimentación saludable. Pero, más aún, también nos preocupamos por elegir productos y marcas que se preocupen por el planeta. Y no solo eso, también buscamos que las empresas de alimentación sean solidarias y contribuyan al desarrollo de las economías locales.

Son varias las empresas que ya trabajan para avanzar hacia este modelo de alimentación, y en este reportaje hemos podido hablar con varios de sus responsables, emprendedores que con sus proyectos consiguen un impacto positivo en el sistema de alimentación, en la sociedad y en el planeta.

Es el caso de FILANTRÓPICO, el café con valores. Como destacan desde esta empresa social, "más de 22 millones de españoles toman café a diario", y por eso se han propuesto convertir el consumo de esta bebida en un acto solidario y sostenible. Bajo el lema ‘Juntos dejamos poso’, la compañía ha creado su propia marca de café, que comercializa en bolsas de 60 cápsulas biodegradables compatibles con máquina Nespresso, o de 1 Kg de café molido o en grano. De cada paquete, todos ellos compostables, el 20% de su precio de venta se convierte en una donación directa que va destinada al proyecto social elegido por el consumidor. Además, el café se importa desde sus países de origen en grano verde, y es aquí donde se tuesta y envasa, generando puestos de trabajo e impulsando las economías locales en nuestro territorio.

Su fundador, Javier Sanz, defiende que "las empresas deben generar impacto social y ambiental positivo, además de rentabilidad económica. De otra forma, no estarán sirviendo a la sociedad, sino que simplemente serán herramientas al servicio de unos pocos".

Y es que, desde su punto de vista, "los modelos enfocados a un consumo responsable, aunque tengan menos margen o tengan que incrementar precios, tienen más recorrido a largo plazo, pues podrán establecer relaciones de confianza con sus clientes".

Pablo Alcolea, CEO de Vegan Food Club, se muestra de acuerdo: "En los próximos años, las empresas irán basando cada vez más su éxito en el impacto positivo que tienen con todos los agentes con los que se relacionan".

 

¿Valoramos realmente que las empresas sean éticas y sostenibles?

Javier Sanz, de FILANTRÓPICO, lo tiene claro: "Los consumidores prefieren los productos que sirven para hacer el bien y que están alineados con sus valores: si están informados, prefieren ayudar a los demás y cuidar del planeta".

Nos plantea esta reflexión: "¿Se disfruta igual una taza de café cuando proviene de cultivos que provocan deforestación que cuando sabes que proviene de plantaciones bajo sombra que respetan la biodiversidad y minimizan la huella de carbono? ¿Se disfruta igual una taza de café cuando sabes que para obtenerlo más barato estás sometiendo a los agricultores a condiciones deplorables que cuando sabes que, con cada taza, estás ayudando a que los caficultores y sus familias puedan prosperar? El consumidor tiene una respuesta clara ante esta dicotomía", asegura.

Octavio Guía, de NATRULY, matiza: "Mi impresión es que si hablamos del público en general, todavía no. Pero si nos centramos en aquellos que se preocupan por una alimentación saludable, diría que sí. Y cada vez más. La conciencia sobre una mejor salud no suele ser individualista. Uno quiere cuidarse y se preocupa por ello y normalmente también lo hace por los suyos, por la sociedad y por el planeta”.

En su caso, NATRULY destaca por desarrollar productos sin aditivos, sin azúcares añadidos, sin gluten y sin edulcorantes artificiales. "Nuestra filosofía es cambiar el mundo cambiando lo que comemos: si prestamos más atención al origen y la producción de los alimentos, necesariamente evolucionaremos hacia un consumo global más responsable, y una alimentación más natural, sostenible y responsable llevará a la sociedad a un estilo de vida más saludable".