Aviso de Cookies

El sitio web www.eypasa.com , www.revistaalimentaria.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más
 

Juli醤 Arnedo: "Alimentos con futuro"

Juli醤 Arnedo, presidente de Anove (Asociaci髇 Nacional de Obtentores Vegetales)
Juli醤 Arnedo, presidente de Anove (Asociaci髇 Nacional de Obtentores Vegetales)

Fuente: ANOVE | 18/10/2020


Julián Arnedo, presidente de Anove (Asociación Nacional de Obtentores Vegetales)

 

Durante el mes de octubre, desde el año 1979, se conmemora el Día Mundial de la Alimentación con el objetivo de disminuir el hambre en el mundo y alcanzar el “hambre cero”.

En este año 2020, este día cobra especial relevancia. La crisis de la COVID-19 ha producido una gran mella en los lugares más desfavorecidos del planeta. Un planeta que, según estima la FAO, albergará casi 10.000 millones de personas en el año 2050, lo que aumentará significativamente la demanda de alimentos. Por lo tanto, si nuestros sistemas alimentarios no se transforman, dentro de 30 años estaremos ante un problema aún más grave de subalimentación y malnutrición.

ANOVE (Asociación Nacional de Obtentores Vegetales) celebra cada año el Día Mundial de la Alimentación, pues supone una oportunidad para dar a conocer a los consumidores la importancia de la mejora vegetal. No se trata simplemente de tener alimentos suficientes, sino de que estos sean nutritivos y seguros.

 

Empecemos por el principio: la semilla.

La semilla es el primer factor de producción y el único imprescindible para la producción de plantas y, como tal, constituye el primer eslabón de la cadena alimentaria.

La mejora en semillas y variedades vegetales permite satisfacer las cada vez más exigentes expectativas y demandas del consumidor. El mercado demanda progresivamente más alimentos frescos de absoluta calidad, con nuevas presentaciones, diferentes tamaños y texturas, nutritivos y con más sabor; los quiere en cualquier época del año, cerca de casa, a precios asequibles, más duraderos y con plena seguridad alimentaria.

Por ello, otro aspecto de vital relevancia es la trazabilidad de la semilla que resulta esencial para poder garantizar la seguridad a los consumidores y, por este motivo, la sociedad valora cada día más el insustituible valor que tiene este elemento.


La importancia del I+D

Es hora de que los consumidores conozcan que sin I+D no podemos hablar de futuro agrario en Europa. Según datos de la Comisión Europea, el porcentaje de inversión en I+D de las compañías obtentoras supera incluso al que realizan las de automoción, farmacéutica, aeroespacial o, incluso, la de las tecnologías de la información.

En este momento, existen más de 50 centros de investigación vegetal en España. En nuestro caso particular, podemos afirmar que el 94% de las empresas asociadas a ANOVE dispone de departamento propio de I+D. En ellos, el empleo es altamente cualificado: el 38% de los empleados se dedica a la investigación científica. Esta cualificación es lo que explica que el ratio de producción por trabajador ascienda a 230.000 euros/año.

Pero esta innovación no es barata: para poder poner nuevas variedades a disposición de agricultores y consumidores se requiere de una gran dedicación de recursos. Dependiendo de la especie, obtener una nueva variedad puede suponer de 10 a 12 años de trabajo y entre 1 y 3 millones de euros. Por ejemplo, para la obtención de la variedad de trigo “Veery” fue necesario experimentar 3.170 cruzamientos entre 51 diferentes parentales de 21 países.

Nuestra intención no es otra que poner opciones saludables y nutritivas a disposición del consumidor y dar respuesta a las demandas de los productores, asegurando, al mismo tiempo, la sostenibilidad económica, medioambiental y social de toda la cadena alimentaria, así como de la cadena de consumo relacionada con los cultivos de uso industrial.

Para los obtentores vegetales es importante este mes de octubre, pues supone una oportunidad para contribuir a tomar conciencia de todos los retos que tenemos por delante y que solo podremos resolver con responsabilidad y solidaridad hasta conseguir el “hambre cero”.

 

 

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo.

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

 

 

Puedes seguirnos

 
 
Publicidad

 

ULTIMOS VIDEOS >

 
 
 
 

Revista Técnica, Nº 1 en España desde 1964

Medio de comunicación especializado en la cadena agroalimentaria y su sostenibilidad ofreciendo lo mas avanzado sobre seguridad alimentaria, innovación, calidad, tecnología de los alimentos, investigación, distribución y servicios aplicados a toda en la cadena agroalimentaria.

revista alimentaria de noticias

Revista noticias de alimentacion

Méndez Álvaro, 8
 Planta 1º-B
 28045 - Madrid
Tel: +34 91 446 96 59
informacion@revistaalimentaria.es
Revista Alimentaria 2020. Todos los derechos reservados ©. Política de privacidad | Terminos y condiciones | Aviso legal