Aviso de Cookies

El sitio web www.eypasa.com , www.revistaalimentaria.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más
 

Jos Manuel 羖varez Blasco: "Un 慹mpujoncito para volver a posicionar a las legumbres"

Jos Manuel 羖varez Blasco, Secretario General de la Asociaci髇 de Legumbristas de Espa馻
Jos Manuel 羖varez Blasco, Secretario General de la Asociaci髇 de Legumbristas de Espa馻

Fuente: Asociaci髇 de Legumbristas de Espa馻 | 21/02/2021


José Manuel Álvarez Blasco

Secretario General de la Asociación de Legumbristas de España

 

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, entre enero-junio de 2019 se consumieron en nuestro país unas 79.000 t de legumbres. En el mismo periodo de 2020 experimentamos un aumento superior al 25%, superando las 98.000 t. Si bien es cierto que parte de este incremento es consecuencia del lógico acaparamiento ante la incertidumbre de los primeros días de confinamiento, también viene a confirmar el repunte continuo y constante de su utilización en los hogares españoles.

Si a finales de los años 90 del siglo pasado la media de ingesta per cápita anual superaba los 4 kg por persona y año, en 2015 tocó fondo con apenas 3 kg. A partir de 2016 se ha producido, coincidiendo con la declaración de Año Internacional de las Legumbres de la ONU, una inversión de la inclinación a la baja que el consumo de legumbres llevaba décadas sufriendo en nuestro país, estableciéndose desde ese año un crecimiento medio interanual superior al 2%.

Varios aspectos, a mi juicio, han influido en este cambio de tendencia. Aparte de la creciente sensibilidad del consumidor respecto a la saludabilidad de su dieta y a su preocupación por la sostenibilidad de la producción de los alimentos, soy de la opinión de que gran parte de la justificación de esta subida del consumo proviene del esfuerzo constante en innovación realizado por las empresas pertenecientes a nuestra asociación. La rigurosa selección de los productos, que garantiza la calidad y homogenización, junto a formatos y presentaciones novedosas, además de la inclusión en los lineales de los supermercados de nuevas y atractivas variedades, han ido poco a poco calando en un público cada vez más exigente. Y todo ello, por supuesto, sin olvidar ni un solo momento el componente tradicional.

Por otro lado, es obvio que, en general, cada vez se presta más atención a la alimentación, no sólo en los aspectos de sostenibilidad y saludabilidad mencionados anteriormente, sino también porque cada vez más gente disfruta cocinando en casa y compartiendo esa experiencia con sus familiares y allegados.

Y aquí toma un papel protagonista nuestro pequeño tesoro gastronómico. La enorme versatilidad y capacidad combinatoria de las legumbres, las convierte en las compañeras ideales para cualquier plato ya sea frío o caliente. Su fácil preparación y sus innumerables formas de presentación permiten asegurar el éxito de cualquier plato del que formen parte: estofadas, rehogadas, en ensalada, salteadas, purés, humus… infinidad de posibilidades, y todas igualmente deliciosas.

En el sector del comercio de las legumbres podemos sentirnos satisfechos por el trabajo realizado y por las perspectivas que se abren ante nosotros, pero seguimos combatiendo contra el hándicap que supone no contar con una cosecha nacional suficiente.

La falta de regularidad de nuestra producción limita, en cierto modo, el crecimiento potencial, por lo que se hacen necesarias políticas encaminadas a incrementarla. Según nos ha comentado el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, parece que las leguminosas para consumo humano, van a tener, por fin, un papel destacado dentro de la PAC, entre otros mecanismos a través de los futuros ecoesquemas, gracias a su menor huella de carbono, capacidad para fijar nitrógeno y por ayudar a romper los ciclos de las plagas y enfermedades.

Ya veremos cómo se concretan, porque las negociaciones sobre los reglamentos están todavía en marcha, pero entendemos que cualquier ayuda que suponga que el agricultor opte de nuevo por este cultivo tendrá como consecuencia un ‘empujoncito’ para volver a posicionar a las legumbres en el lugar de honor en nuestra despensa del que nunca deberían haber salido.

 

 

 

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo.
 

 

Puedes seguirnos

 
 
Publicidad

 

LO + LEIDO >

ULTIMOS VIDEOS >

 
 
 
 

Revista Técnica, Nº 1 en España desde 1964

Medio de comunicación especializado en la cadena agroalimentaria y su sostenibilidad ofreciendo lo mas avanzado sobre seguridad alimentaria, innovación, calidad, tecnología de los alimentos, investigación, distribución y servicios aplicados a toda en la cadena agroalimentaria.

revista alimentaria de noticias

Revista noticias de alimentacion

Méndez Álvaro, 8-10
 Planta 1º-B
 28045 - Madrid
Tel: +34 91 446 96 59
informacion@revistaalimentaria.es
Revista Alimentaria 2021. Todos los derechos reservados ©. Política de privacidad | Terminos y condiciones | Aviso legal