Aviso de Cookies

El sitio web www.eypasa.com , www.revistaalimentaria.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más
 

Javier Labarga: "Las empresas llevan años priorizando la mejora de la calidad nutricional de sus elaboraciones"

Javier Labarga Vaca, presidente de CETECE
Javier Labarga Vaca, presidente de CETECE

Fuente: Centro Tecnológico de Cereales de Castilla y León | 01/11/2020


Javier Labarga Vaca, Presidente de CETECE (Centro Tecnológico de Cereales de Castilla y León)

 

Son ya siete los meses afrontando una pandemia que, lejos de mejorar, muestra claros indicios de recrudecimiento de cara al futuro inmediato. Siete meses en los que, casi de una semana para otra, nos ha cambiado la forma de vida, nuestros hábitos y nuestras preocupaciones. En este tiempo nos han bombardeado con información sobre mascarillas y geles hidroalcohólicos, hemos hecho coloquiales términos técnicos que ni siquiera conocíamos y hemos aprendido lo que es una “actividad esencial”.

Ahora bien, si algo tenía claro toda la población es que, dentro del ámbito productivo, el sector alimentario en general es rotundamente esencial, destacando en particular los subsectores de derivados de cereales, bien sea porque se trata de productos básicos por excelencia como el pan, o por su larga vida útil, como en el caso de las galletas o la pasta. En consecuencia, las empresas de molinería, panadería, pastelería, repostería, galletería o pastas alimenticias han realizado un esfuerzo titánico para dar respuesta a la necesidad del mercado en los momentos más difíciles de la crisis sanitaria.
 

Así, las empresas han tenido que destinar importantes recursos económicos para garantizar el cumplimiento de las medidas para proteger a sus trabajadores de contraer la COVID-19, evitar la exposición al virus o su transmisión y reforzar las prácticas de higiene alimentaria. Gracias a estrictos protocolos y a la responsabilidad del personal, han sido capaces de mantener la integridad de la cadena alimentaria y la seguridad y adecuación del suministro de alimentos para los consumidores, incluso en periodos de elevados picos de ventas debido a las compras masivas llevadas a cabo por la población en determinados momentos de la pandemia.

Sorprendentemente, entre los productos más demandados durante el estado de alarma encontramos la harina y la levadura, materias primas que sí sufrieron rotura de stocks debido a la repentina afición por elaborar pan y productos de repostería en casa durante el confinamiento. Como Presidente de una escuela de panadería y pastelería considero que este “descubrimiento” ha servido para que el consumidor se dé cuenta del coste económico de las materias primas, del tiempo que requiere la elaboración y de la dificultad de realizar un buen pan o un buen postre. Considero que, sin buscarlo, esta curiosa tendencia ha servido para revalorizar el oficio del panadero y del pastelero.

Desafortunadamente, el sector de derivados de cereales no está encontrado el apoyo de las Administraciones de cara al fomento del consumo de sus productos, sino más bien todo lo contrario. Recientemente se han planteando campañas que tratan de disminuir el consumo de determinados ingredientes utilizados por el sector, lo que redunda en una mala imagen de los productos de panadería y pastelería. La realidad es bien diferente, ya que las empresas llevan años priorizando la mejora de la calidad nutricional de sus elaboraciones. Prueba de ello son los datos arrojados por el Departamento de I+D+i de CETECE, en el que la práctica totalidad de los estudios solicitados por nuestros clientes a lo largo de nuestros 22 años de trabajo están enfocados a la reformulación de los productos con el fin de mejorar el perfil de grasas y el contenido de azúcares y sal.

En definitiva, la industria de derivados de cereal sabe estar a la altura de las circunstancias, asegurando el aprovisionamiento, la seguridad alimentaria y la salud de los consumidores y estoy seguro de que seguirá estándolo mientras así lo requiera la excepcional situación que nos ha tocado afrontar.

 


 

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo.

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:



 

Puedes seguirnos

 
 
Publicidad

 

LO + LEIDO >

ULTIMOS VIDEOS >

 
 
 
 

Revista Técnica, Nº 1 en España desde 1964

Medio de comunicación especializado en la cadena agroalimentaria y su sostenibilidad ofreciendo lo mas avanzado sobre seguridad alimentaria, innovación, calidad, tecnología de los alimentos, investigación, distribución y servicios aplicados a toda en la cadena agroalimentaria.

revista alimentaria de noticias

Revista noticias de alimentacion

Méndez Álvaro, 8
 Planta 1º-B
 28045 - Madrid
Tel: +34 91 446 96 59
informacion@revistaalimentaria.es
Revista Alimentaria 2020. Todos los derechos reservados ©. Política de privacidad | Terminos y condiciones | Aviso legal