Nueva alternativa en la gestión de envases en las pescaderías

No hay materiales buenos ni malos, sino un uso incorrecto de los mismos cuando se convierten en residuos

  • |  Adepesca
  • |  07-06-2021

Las pescaderías tradicionales entregan al consumidor envases para que los productos pesqueros puedan ser transportados y conservados correctamente. Para cumplir con esto, los materiales plásticos son de gran utilidad para el sector ya que son fáciles y cómodos de transportar a la vez que son resistentes a la humedad del pescado y marisco. Encontrar alternativas con menor impacto y que cumplan con estas características es difícil, pero las pescaderías tradicionales están comprometidas con la realización de una actividad más responsable, por lo que recientemente se han introducido nuevas bolsas y envases con nuevas composiciones de materiales.

Por ello, ADEPESCA (Asociación de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados de la Comunidad Autónoma de Madrid) ha elaborado nuevos materiales para informar sobre la correcta gestión de los envases entregados en la pescadería y la normativa que les afecta.

Pero… ¿sabes qué significa biodegradable? ¿Compostable? O ¿qué implica que un envase esté hecho de plástico reciclado? Nosotros te lo explicamos:

 

¿Qué significa biodegradable?

Es un material o un producto que una vez desechado puede convertirse en nutrientes para microorganismos, animales o plantas o biomasa mediante procesos propios de la naturaleza. ¿Un ejemplo? El papel (revistas, papeles...).

¿Qué significa compostable?

Un material o producto que puede biodegradarse mediante unas determinadas condiciones generadas por el hombre. ¿Las condiciones? Altas temperaturas, cierto nivel de humedad y la presencia de oxígeno consiguiendo que un 90% de los materiales se degrade en menos de seis meses. Podemos encontrar tanto bolsas como barquetas compostables, por ejemplo.

¿Qué implica que un envase esté hecho de plástico reciclado?

Ciertos plásticos que tras su procesado en la planta de reciclaje tienen la cualidad de ser aptos para entrar en contacto con alimentos. De esta forma se aprovechan plásticos ya fabricados y por ello no es necesario fabricar nuevos para generar envases, así se revalorizan y se obtienen beneficios ambientales y económicos.