logo consumidora Martes 04 de Agosto del 2020 revistaalimentaria.es

Cmo es la mejor manera de consumir frutos secos?

Frutos secos
Frutos secos

Fuente: ConsumidoRA | 22/06/2020

Según nos informa Jordi Salas-Salvadó, Profesor y Director de la Unidad de Nutrición Humana, Universitat Rovira i Virgili; y Maria Pascual Compte, Profesora asociada, Unidad de Nutrición Humana, Universitat Rovira i Virgili, los estudios epidemiológicos hechos con grandes poblaciones no diferencian frutos secos crudos, tostados o fritos cuando intentan evaluar si su consumo se asocia a menor riesgo de enfermedad. Aun así, la mayoría de estudios epidemiológicos demuestran beneficios para la salud del consumo habitual de frutos secos.

Sin embargo, si debemos hacer recomendaciones, debemos precisar que muy posiblemente la manera más saludable de consumirlos sería en forma cruda o mínimamente tostados, sin grasas, sal o azúcares añadidos. Los frutos secos fritos, como todos los productos que han pasado por un proceso de fritura, absorben aceite o grasa, y la gran mayoría de veces ese aceite no es de oliva, sino que son grasas vegetales, como por ejemplo aceite de coco o palma, los cuales son más ricos en grasas saturadas.

Respecto a los frutos secos con sal añadida (que normalmente también están fritos o tostados) no recomendamos su consumo habitual, sino ocasional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en el adulto ya que contribuye a disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio. El principal beneficio de reducir la ingesta de sal es la correspondiente disminución de la hipertensión arterial, enfermedad que sufre gran parte de la población. Dado que muchos alimentos procesados de nuestra alimentación tienen sal, es preciso reducir el consumo de alimentos a los que se le añade sal (también frutos secos) para llegar a cumplir con las recomendaciones de la OMS.

Por otra parte, los frutos secos con azúcar añadido o coberturas de miel/caramelo, como todos los alimentos con azúcar añadido, también estarían dentro de la recomendación de “consumo ocasional”. La OMS recomienda reducir el consumo de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total. En una dieta normal de 2000 kcal, esta cantidad equivaldría a un máximo de 25 gramos de azúcar al día, por lo que es muy fácil sobrepasar esta cantidad con el consumo de alimentos que tengan azúcar añadido.

Por lo tanto, la recomendación sería que siempre que podamos consumir los frutos secos crudos. Si nos apetecen tostados, siempre los podemos comprar o tostarlos en el horno de casa.

 

¿Es mejor comerlos solos o acompañados de otros alimentos?

Es indiferente, los podemos consumir solos o acompañados. Esto va a depender del día a día de cada uno. Los podemos añadir a nuestro bol de desayuno, o consumirlos solos como tentempié a media mañana o media tarde, pero también, los podemos añadir a nuestros platos principales de comida y cena, como, por ejemplo, ensaladas, dentro de una crema de verduras o un guiso de carne o pescado, entre otros muchos platos. 
También es un alimento perfecto para consumir antes o después de practicar actividad física. Además, los frutos secos son un alimento muy cómodo para llevar siempre encima, ya que se mantienen bien y por muchos días en botes cerrados. Ideal para personas que pasan muchas horas fuera de casa o que viajan constantemente. Puede representar un snack mucho más saludable que otros snacks ricos en sal, azúcar o grasas saturadas.

 

 

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

 

Apúntate y recibe los sábados en tu correo una selección de las mejores noticias

 

 

Puedes seguirnos