Consejos para alimentarte bien y luchar contra la obesidad

No hay que apelar al peso y la estética como motores de los cambios dietéticos

  • |  Vivaz
  • |  17-06-2021

Todos sabemos que el sobrepeso y la obesidad están entre los principales problemas de salud de la sociedad actual. Entre las consecuencias que pueden producir encontramos apnea del sueño, trastornos de la conducta alimentaria, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, patologías de hígado o de riñón, diabetes y osteoartritis, entre otras.

Esta epidemia es hoy el principal factor de riesgo de la salud de los españoles, por delante del tabaquismo, y supone el 10% del gasto sanitario del país.

Consciente de esta problemática, Vivaz, la marca de seguros de salud de Línea Directa Aseguradora S.A., ha elaborado y hecho público el ‘Manifiesto Vivaz, por una alimentación saludable’, para lo cual se ha aliado con Juan Revenga, uno de los nutricionistas más reputados de España.

Según este Manifiesto, entre los principales obstáculos para lograr una alimentación saludable se encuentran:

1. El culto al peso y al concepto “dieta”: esta tendencia en el llamado primer mundo suele estar detrás de no pocos trastornos de la conducta alimentaria.
2. El paradigma nutriente-centrista: se puede ejercer en dos sentidos. El primero, al argumentar que un producto carece de un ingrediente con mala reputación (azúcar, sal, grasas trans, aceite de palma), y el segundo, al poner en valor nutrientes o ingredientes con buena imagen entre los consumidores (proteínas, vitaminas, minerales). Es habitual que tales alegaciones se presenten en alimentos de escaso, nulo o incluso perjudicial perfil nutricional.
3. Los ultraprocesados: el 64% de los alimentos más vendidos en supermercados son ultra procesados, productos típicamente de alta densidad energética, grasas poco saludables y altos en azúcar y sal.
4. La existencia de mitos y consejos ancestrales contrarios a la ciencia: “Los alimentos con sello ecológico son, por definición, más sanos, seguros y respetuosos con el medioambiente”. “Los suplementos alimenticios son beneficiosos en nuestro entorno”.
5. La súper oferta y demanda alimentaria: queremos todo, todo el año, de todas partes del mundo y cada vez más cómodo.

En este sentido, defiende:

• No poner el acento en los nutrientes aislados, sino en los alimentos.
• No expresar recomendaciones dietéticas según las calorías, gramos ni en las raciones recomendadas, sino en base a la calidad nutricional y la importancia relativa de cada grupo alimentario.
No apelar al peso y la estética como motores de los cambios dietéticos.
No impulsar la realización de dietas.
• Evitar recomendaciones complacientes y vacías de contenido.

 

Consejos por una alimentación saludable

El Manifiesto promovido por Vivaz también incluye algunas recomendaciones básicas para lograr una alimentación saludable, entre las que destacan:

• Incluir, como mínimo, cinco raciones de alimentos vegetales al día (entre frutas, verduras y hortalizas).
Cocinar lo que comes: Las personas, y más aun las familias en las que más se cocina (frente al hecho de usar precocinados y comida a domicilio), tienen mejores patrones alimentarios. Y, si puedes, hazte acompañar de tus hijos. Enséñales e invítales a cocinar.
Comer de forma consciente: Lo mejor es “compartir” el momento de la comida con otras personas y no junto al ordenador, el teléfono móvil o cualquier otro reproductor de contenido audiovisual.
• Beber agua cuando tengas sed.
Huir de los ultraprocesados.
Acudir más al mercado y no solo al supermercado.
• Tomar como objetivo el ganar (buenos) hábitos y no centrarse en “perder kilos”.
• Olvidarse de “la pirámide de los alimentos” y usar guías de alimentación más actuales y válidas, como estas: