Estas navidades logra una alimentación saludable gracias a la Dieta Mediterránea

Las Navidades son fechas muy especiales, donde uno de los ejes fundamentales de nuestros encuentros son las comidas y bebidas, debido a las reuniones habituales, aunque este año sean diferentes. Por ese motivo, durante esas semanas suele darse una ingesta de un 20-35% adicional de las calorías ingeridas normalmente en la vida cotidiana. Por ello, también es normal un aumento de peso en estas fechas, pudiendo llegar hasta 4 o 5 kilos de más, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) .

Aunque las circunstancias actuales implicarán que este año será diferente y no habrá tantos excesos por las limitaciones existentes, no debemos relajarnos. El Dr. Jesús Román Martínez, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ciencias de la Alimentación (SEDCA), sugiere que “en estas fiestas a pesar de que habrá menos oportunidad de grandes reuniones con familiares y amigos, debemos llevar un estilo de vida saludable a través del patrón de dieta mediterráneo, elaborando menús equilibrados que no sean excesivos, ya que nos reportará numerosos beneficios para nuestra salud

Para el diseño de estos menús, la Dieta Mediterránea nos ofrece infinitas posibilidades de recetas tradicionales, ricas y saludables con excelentes materias primas, donde las protagonistas han de ser las verduras, legumbres, pescados y frutas junto con el aceite de oliva virgen. Este patrón dietético es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010 y son numerosos los estudios científicos, como el de PREDIMED, que lo han señalado como modelo de alimentación con múltiples beneficios para la salud.

 

La bebida de elección, como siempre, debe ser el agua, aunque en las celebraciones y fiestas podemos tomar otras bebidas. Por ello, señalamos que los adultos sanos, si desean acompañar comidas o cenas con bebidas con contenido alcohólico, especialmente fermentadas, deben hacerlo con moderación y dentro del denominado contexto mediterráneo saludable: acompañarlas siempre con alimentos, en compañía, absteniéndose si se va a conducir después o si se trata de una mujer embarazada, etc.

Dentro de estas bebidas una buena alternativa es la cerveza.

 

Un consumo moderado de la misma consiste en no superar una ingesta de 400-600 ml al día para los varones y entre 200 y 300 ml para las mujeres.

Recordando que el patrón mediterráneo va más allá de la alimentación, sino que es un estilo de vida, el Dr. Jesús Román Martínez señala que “debemos implementar todos sus parámetros, una correcta alimentación e hidratación así como realizar ejercicio físico y disfrutar de los momentos sociales dentro de las limitaciones actuales”.

De esta manera, no hace falta esperar a tener como propósito de año nuevo cuidarse más y alimentarse mejor, sino que podemos empezar desde hoy mismo y seguir disfrutando de la misma forma de la Navidad.

 

 

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

Navidad y riesgos por alergia en niños: ¿cómo evitarlos?

 

Apúntate y recibe los sábados en tu correo una selección de las mejores noticias

Puedes seguirnos

 

 



Puedes seguirnos